Enero histórico en la meteorología y climatología de Navarra

Hace ya más de diez años que llevo dedicándome a la meteorología y no recuerdo nunca el haber tenido en dos semanas consecutivas tantas adversidades con el tiempo. Desde el pasado lunes 14 de enero y hasta hoy, sábado 26, hemos tenido: temporal de lluvia, de nieve, heladas, desbordamientos, deshielos, aludes, vientos fuertes, tormentas, granizo, ciclogénesis explosiva y hasta lluvia engelante. Un auténtico popurrí de meteoros y fenómenos meteorológicos.

Todo comenzaba el pasado lunes, 14 de Enero, con un temporal de lluvia y nieve que duraba tres días. En zonas del norte de Navarra se registraban en los tres días entre 200/300 litros por metro cuadrado. En localidades de montaña y del Pirineo se acumulaban espesores de nieve cercanos a los 100 centímetros. Con esta situación llegaron los desbordamientos de los ríos, destacando los que se produjeron en Pamplona el martes día 15. Tras Pamplona, los ríos se desbordaban en la Zona Media y en la Ribera, entre el miércoles 16 y el viernes 18. Sin recuperarnos de las inundaciones, el fin de semana del 19/20  atravesaba Navarra una profunda borrasca que, anteriormente en el Atlántico, tuvo un proceso de profundización muy fuerte y rápido. Es lo que se denomina “ciclogénesis explosiva“. En Navarra apenas causo problemas, tan solo tuvimos vientos fuertes en las últimas horas del sábado 19 y algunas lluvias intensas pero no muy persistentes durante este día.

Después en la madrugada del domingo 20 también tuvimos lluvias destacables y la nieve caía en cotas otra vez bastante bajas. Durante la tarde-noche del domingo 20 y el lunes 21 tuvimos un pequeño respiro, por llamarlo de alguna manera. De nuevo entre el martes 22 y el jueves 24, nos acompañó un nuevo temporal de lluvia y nieve. El martes fue relativamente tranquilo, con algunas nevadas débiles y poco importantes. Fue el miércoles cuando la nieve caía de nuevo con fuerza, incluida Pamplona, donde se registraban 3 centímetros de nieve durante la madrugada.

El día más complicado fue el jueves 24 cuando se produjeron lluvias intensas y persistentes y nevadas fuertes en puntos del Pirineo. De nuevo Pamplona recibía otra nevada, en esta ocasión de 5 centímetros. En el Pirineo, los acumulados de nieve rondaban los 40/80 centímetros de media. En este día, las previsiones meteorológicas no fueron correctas debido a que los modelos de predicción no reflejaron lo que luego ocurrió. Durante la tarde del jueves 24 comenzó el deshielo de la nieve en muchos puntos, lo que fue un problema para lo que luego ocurriría durante la madrugada y la mañana del viernes 25. A últimas horas de la madrugada del viernes, el cielo se despejaba en Navarra y el viento encalmaba, por lo que comenzó a helar de forma generalizada.

La humedad que había en las calles y carreteras, de la nieve que se había descongelado el día anterior, se heló con rapidez, provocando que en la mañana del viernes muchas calles y carreteras fueran auténticas pistas de hielo. Por si todo esto no fuera poco, durante la noche de ayer viernes un frente cálido con precipitaciones entraba en Navarra por el norte y oeste. Las temperaturas, en esos momentos, sobrepasaban de forma generalizada los 0 grados, exceptuando algunas zonas del Pirineo, donde en las últimas horas del viernes el cielo quedó despejado y estaba helando con fuerza. Al llegar el frente a la zona del Pirineo se encontró con temperaturas bajo cero en algunas localidades pirenáicas, lo que produjo un fenómeno muy peligroso en la carretera llamado “lluvia engeleante“. El frente cálido, en niveles medios en torno a 1500 metros, traía unas temperaturas positivas en torno a 1/3 grados. Por ell,o las precipitaciones llegaban al suelo en forma liquida pero como en algunas localidades la temperatura era inferior a 0 grados, se produjo este fenómeno tan peligroso.

Para poner la guinda a estas dos semanas, durante esta madrugada y también en la mañana de hoy sábado, estamos teniendo una situación de vientos del noroeste muy intensa, que están provocando algunos problemas en carretera por caía de objetos, árboles, etc. Se están registrando algunas rachas que rondan los 60/80 kilómetros por hora en zonas bajas.

La previsión es que hoy, sábado, sigan estos vientos fuertes del noroeste, pero que de cara al final de la tarde y por la noche disminuyan de intensidad claramente. Los chubascos también irán desapareciendo a lo largo de la tarde y noche.

Sin duda han sido dos semanas complicadas en la previsión meteorológica pero pienso que, exceptuando las previsiones del jueves 24, por lo general los pronósticos han sido bastante aceptables. Hay que comprender que han sido días complicados, ya que se han producido cambios bruscos de masas de aire de distinto tipo, lo que dificulta y mucho las predicciones.

Estas dos semanas tan complicadas y el resto del mes de enero nos dejan una efeméride en Pamplona. Este mes ha sido el Enero más lluvioso en la capital navarra desde que se tienen datos climatológicos en la ciudad. A día de hoy, se sobrepasan los 250 litros por metro cuadrado en la capital navarra en lo que llevamos de mes. Hasta ahora, el enero más lluvioso en Pamplona había sido el del año 1972, cuando se contabilizaron 203 litros. En la capital navarra se tienen registros climatológicos desde Enero de 1880, es decir, se trata del récord de lluvia en un mes de Enero en los últimos 133 años.

Esta entrada fue publicada en Noticias. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *