Una raya más al tigre

Después de una fase de cuartos de final del Campeonato de Parejas larga, pesada y hasta indigesta en ocasiones -en bastante más de las recomendables para mantener la afición por la pelota intacta-, esperaba que la siguiente ronda fuera a ser algo así como la llegada de la primavera tras un duro invierno o poner los pies sobre el felpudo de la puerta de casa a la vuelta de un fatigoso viaje. Pero, sinceramente y a falta de la última jornada, de momento tampoco ha habido por donde cogerla.

El abismo en la clasificación entre las tres primeras parejas (Olaizola II-Aretxabaleta, Martínez de Irujo-Barriola y Xala-Zubieta) y la cuarta (Urrutikoetxea-Beroiz) no presagiaba igualdad en todos los duelos. Pero, claro, siempre en el deporte cabe la oportunidad de dar la sorpresa y, sobre el papel, se presentaban unos duelos a priori interesantes.

Sin embargo, la renuncia de Martínez de Irujo a disputar el primer partido y la debilidad de Urrutikoetxea y Beroiz terminaron por convertir el inicio de las semifinales en una suerte de ampliación de la condena para los seguidores ávidos de espectáculo y de equilibrio a fuerza de aciertos y no por la socialización de los errores.

La segunda jornada de semifinales vio el regreso de Irujo y su sola presencia sirvió para que se cumpliera la lógica: el de Ibero y Barriola vencieron sin mucha parafernalia a Urrutikoetxea y Beroiz, conservando intactas sus aspiraciones de alcanzar la txapela. Pero en el otro partido, en el primero de esta fase en el que dos parejas favoritas se medían con los cuatro titulares sanos, en el choque que quizá más expectación había generado, se dio la hecatombe. Un 22-3 sin más historia que la superioridad insultante de Olaizola II y Aretxabaleta, clasificados para la final gracias a este resultado con todo el crédito del mundo.

Algunos se recuperarán del susto elevando a los altares a Aretxabaleta, un magnífico debutante que a sus 21 años está impresionando por su planta y su seguridad. Sin embargo, no conviene olvidar que desde 2003 -cuando Koka y Beloki fueron campeones aupados al dominio del burladés- las parejas campeonas han gravitado sobre un delantero del máximo nivel (Olaizola II, Irujo, Xala o Titín III), secundado por escuderos aseados que no han repetido éxitos con compañeros menos rutilantes.

Por eso, conviene tener cautela con Aretxabaleta y darle tiempo para que, lejos del amparo de Aimar, demuestre si está preparado para ser un zaguero desequilibrante, como apunta, o si, en el peor de los casos, va a seguir la senda de antiguos campeones como Goñi III, Eulate, Mendizabal II o Begino, a los que su txapela no les garantizó o garantiza -a los que siguen en activo- ni siquiera una plaza segura en los partidos de Primera.

Pero esto no es todo, amigos, porque este mismo lunes hemos tenido el penúltimo sobresalto: la Liga de Empresas de Pelota a mano ha decidido que se pueden aplazar partidos de la liguilla de semifinales, aunque “en el Reglamento del Campeonato de Parejas de la temporada 2014 no se contempla expresamente la concesión de aplazamientos” en esta fase, según reconoce el propio Juez Único, Borja Osés.

Así, el decisivo enfrenamiento entre Irujo-Barriola y Xala-Zubieta no se disputará el día 13, domingo, como esta previsto, sino el 21, a petición de Aspe y con el objetivo de que Martínez de Irujo se recupere de sus problemas en la mano izquierda. Y luego ya veremos si la final se aplaza también, por supuesto… y el lío subsiguiente que se pueda montar, que no deja de ser el de casi todos los años.

No entro aquí a valorar la decisión de la LEP.M. Habrá quien la encuentre lógica y también quien la discuta. Pero me consta que otros -muchos, me temo- simplemente la aceptarán con un estoicismo fraguado a base de tragar con este campeonato narcotizante. Porque, en definitiva, qué le importa una raya más al tigre.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Una raya más al tigre

  1. Pelotazale dijo:

    Más de lo mismo.La pelota se ha modernizado pero la gestión empresarial sigue siendo prácticamente la misma.Mucho tedio y aburrimiento en el parejas.Poca perspectiva de futuro para este deporte.No se ven a corto plazo figuras rutilantes que atraigan espectadores.Los Retegi,Arretxe…..han llegado a su tope.Jaunarena….Tainta,,,,en fin.Titin sigue siendo de los mejores-mal que nos pese-,Tardaremos en ver figuras de esta talla.Suerte.Con este tiempo primaveral apetece todo menos encerrarse en casa a ver partidos como el del pasado domingo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *