Un día de feria

La ciudad de Chattanooga (Tennessee, USA) se ha apuntado un día dedicado a la promoción de la lectura desde la base. Se trata de la ‘Feria del lector y del escritor’. Un día donde los protagonistas son los lectores y los escritores, sin intermediarios de por medio. 

Estamos acostumbrados a las ferias del libro al uso, organizadas por librerías y entidades cercanas al libro que, una o dos veces al año, y con motivo de un día señalado, promueven la lectura y la venta de libros. A veces son casetas donde cada librería saca su espacio a la calle; otras veces, son los escritores los que se acercan a los lectores firmando ejemplares o promoviendo su trabajo. Más allá de las ferias o días del libro, están los encuentros con lectores, las charlas o conferencias de escritores, presentaciones de libros, y tantas más actividades que promueven la lectura y son magníficos acicates para la difusión del libro y el fomento del hábito lector.

Sin embargo, lo que ha puesto en marcha Chattanooga por primera vez es algo un tanto diferente: ha creado una feria con un carácter popular y democrático que me llama la atención por lo que supone de plataforma y de oportunidad para todos, absolutamente todos los escritores de la ciudad.

chatt writers1 chatt writers7

La feria ha sido promovida y patrocinada por el ayuntamiento de la ciudad y cada escritor, por muy humilde que sea, puede solicitar tener su propio stand para darse a conocer y contactar con sus lectores. Esto es magnífico porque significa que un escritor no tiene que ser un super ventas, ni contar con el respaldo de una gran editorial o de una librería, ni siquiera necesita haber publicado su libro bajo los estándares clásicos ya que la autoedición tiene las mismas oportunidades que los formatos de publicación tradicional. Y todo ello subvencionado por la ciudad.

chatt writers5

James McKissic, el Director de la Oficina de Asuntos Multiculturales del Ayuntamiento de Chattanooga, lo explicaba al anunciar la cita: “Queremos crear un lugar donde los escritores y los lectores puedan conocerse mejor. Nuestra intención es, por supuesto, promover la lectura y la cultura en la ciudad. Tenemos escritores llenos de talento que no siempre tienen la oportunidad de salir a la calle y darse a conocer, y queremos ser una ayuda para esa promoción, además de facilitar el comercio local porque también queremos que vendan más libros”.

El ayuntamiento de Chattanooga ha acogido en estos últimos años grandes eventos para promover el trabajo de nuestros artistas visuales y de nuestros músicos, y siempre ha querido hacer algo por nuestra comunidad literaria, dijo McKissic. “Hoy hemos tenido a cerca de 50 autores locales en esta jornada. Escritores y libreros que han respondido a nuestra solicitud de acudir al evento y que han tenido ocasión de encontrarse de una forma directa con sus lectores y su público. Esto nos demuestra que hay un gran talento literario en la ciudad y que esta jornada ha dado una oportunidad de promoción hasta al más humilde de nuestros escritores. Todo el que ha solicitado un puesto en la feria, lo ha podido lograr, sin importar cuántos libros ha publicado, ni con quién, ni cuántos libros vende. Nos sentimos muy satisfechos de haber podido ejercer de anfitriones y damos las gracias a todos los participantes, voluntarios y público asistente“.

chatt writers2

El día de Feria se desarrolló desde las 10 de la mañana hasta las 3 de la tarde y tuvo dos escenarios: el ayuntamiento como sede de los encuentros, talleres y presentaciones; y la calle, donde cada escritor y cada librería que lo solicitó tuvo la oportunidad de contar con su propio stand, patrocinado por el propio ayuntamiento. Cada hora de la feria estuvo dedicada a un estilo de escritura, desde la ficción a la poesía, pasando por todos los formatos y temáticas. Los asistentes tuvieron la oportunidad de interactuar con los escritores durante todo el día, pudiendo comprar libros, obtener autógrafos, explorar las cabinas, y disfrutar de la comida internacional y local que un buen número de restaurantes también había sacado a la calle para la jornada.

chatt writers4

Janie Dempsey Watts es una de las escritoras que participó en la feria. Autora de varios libros, Watts ha obtenido recientemente varios reconocimientos y galardones con la novela titulada ‘Return to Taylor’s Crossing’, una historia que mezcla la historia del sur de los Estados Unidos con las leyendas de los indios cherokee, la lacra del segregacionismo y la realidad social de los estados de Georgia y Tennessee. Janie participó en la feria y allí pudo reunirse con algunos de sus lectores, sus amigos y hasta su nieto que no quiso perderse el evento. “Este día es precioso, me parece una oportunidad magnífica para compartir, porque siento que mis libros, mis historias, mi universo como escritora y mi trabajo como narradora salen hoy a la calle y pertenecen un poco más a esta ciudad, a sus ciudadanos y, en el fondo, a los lectores. Hoy es un día de fiesta, una celebración del libro, dedicada a todos los que amamos y vivimos con, para y por los libros“.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Un día de feria

  1. Janie Watts dijo:

    Thank you for including me in the story, Belen. A well-written story.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *