Lo que leen los políticos

Más allá de la dialéctica y los programas electorales, saber qué lee un político u otro puede llegar a ofrecer mucha más información sobre su forma de ser, su perspectiva global y sus intereses que escucharle hablar en dieciocho mítines seguidos. Seguramente porque los libros son, de alguna manera, alimento del alma y eso termina constituyéndonos. Es posible que sabiendo más acerca de sus gustos literarios, podamos conocer un poco mejor a esas personas que aspiran a gobernar nuestros países e incluso nuestras vidas.

Dime qué lees y te diré quién eres. Lo que leemos habla de nosotros mucho más de lo que podríamos pensar. Porque llega a ofrecer un retrato alternativo, más allá del tamiz ideológico, y porque nuestros gustos literarios ofrecen una perspectiva rica e interesante de lo que somos, una especie de mirada diferente, que está a caballo entre lo público y lo privado.

De ahí que a mí me asustara un poco escuchar hace algún tiempo el comentario de que Mariano Rajoy no tenía tiempo para leer y apenas leía nada. Y no debí de ser la única en asustarse ante ese comentario porque enseguida el candidato del PP matizó sus palabras y se apresuró a afirmar que le gusta leer novela históricacuando su agenda se lo permite“. Según fuentes de La Moncloa, entre sus libros favoritos se encuentran La catedral del mar, de Ildefonso Falcones, La democracia en América, de Alexis de Tocqueville,  La Historia de España desde el arte, de Fernando García de Cortázar y Palmeras en la nieve, de Luz Gabás.

rajoyleyendo-300x268

Otro político que no parece ser un gran lector (si atendemos a algunas de sus declaraciones) es Pedro Sánchez, pero el socialista asegura que una de sus lecturas favoritas es el libro que él mismo escribió sobre la economía de España titulado La nueva diplomacia económica española. El candidato socialista se declara admirador de William Shakespeare y de Lope de Vega “me han interesado mucho siempre. Nadie como Shakespeare ha retratado las pasiones del ser humano y la tragedia que ocasionan esas pasiones. Macbeth, claro, pero también Fuenteovejuna y El mejor alcalde, el rey, de Lope”. Sánchez se decanta por Mario Vargas Llosa como uno de sus lectores favoritos en lengua castellana. Pero también destaca, entre sus lecturas El corazón de las tinieblas, de Joseph Conrad y la mayor parte de las obras de Gabriel García Márquez y Javier Cercas.

sanches libros

El líder de Podemos, Pablo Iglesias, suele decir a quien le pregunta que uno de sus libros favoritos es Historias de la cadena de montaje, de Ben Hamper.  También Relato de un náufrago de García Márquez, al igual que otros libros que asocia a su infancia: “Lo leí en algún momento de la EGB y aún tengo grabada la imagen que me hice de la gaviota que intenta devorar el náufrago, la del hombre nadando hacia la bañera… Otro libro que me entusiasmó cuando lo leí siendo un un niño y que después releí al menos dos veces fue El guardián entre el centeno de Salinger.

pablo iglesias leyendo

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, explica a quien le pregunte que uno de sus libros favoritos es El factor humano, de John Carlin, pero también los libros de Manuel Campo Vidal o Rafa Ansón, “en concreto los que abordan temas que tienen que ver con el rey, la Transición y Adolfo Suárez. Otro libro que leí hace poco y me gustó mucho es un libro que recoge las citas más importantes de Nelson Mandela”.

albert-rivera-en-la-feria-del-libro

Si miramos un poco más allá de nuestras fronteras, otro país que tiene en marcha estos días su maquinaria electoral y a los políticos en el punto de mira es Estados Unidos. También en este caso resulta bastante clarificador saber que leen los dos candidatos que se disputan el gobierno.

Entre las lecturas favoritas de Hillary Clinton se encuentran: El Jilguero, de Donna Tartt; Mom & Me & Mom, de Maya Angelou; Los ciudadanos de Londres, de Lynne Olson; Puntos de decisión, de George W. Bush; y Fe de mis padres, de John McCain. La candidata demócrata también cita como autores favoritos a Laura Hillenbrand, Walter Isaacson, Barbara Kingsolver, John Le Carré, John Grisham, Hillary Mantel, Toni Morrison, Anna Quindlen, y Alice Walker. Autores que, a ojos de los analistas y sociólogos americanos, la enmarcan como una lectora intelectual, femenina, de cariz política, interesada por los conflictos y temas internacionales, y amiga de los libros de memorias.

hillary1

En cuanto a Donald Trump, su libro de cabecera parece ser El poder del pensamiento positivo, de Norman Vincent Peale. Cuando lo explica dice que es un libro de guía espiritual “para lograr ser exitoso y tener paz en la vida“. El candidato republicano ha declarado en varias ocasiones que los textos sagrados siempre le acompañan “nadie lee la Biblia más que yo”, asegura.

Mención aparte merece el hecho de que su ex esposa, Ivana Trump, le dijera una vez al abogado Michael Kennedy que Trump, tenía en su poder un libro recopilatorio con los discursos de Hitler titulado Mi Nuevo Orden. En aquel momento aseguró al abogado que lo guardaba en un armario junto a su cama y que lo releía de vez en cuando.

Ya digo, mención aparte. Y mención más que interesante esta de las lecturas para conocer un poco más a los candidatos y a los hombre y mujeres que hay tras esas figuras política.

trump

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *