Una librera valiente

Los datos más pesimistas señalan que cada día en España cierran dos librerías. Y la situación no es mejor en los Estados Unidos. Los libreros se están convirtiendo en una especie profesional en riesgo de extinción. Por eso quiero presentaros hoy a Star Lowe, una librera valiente que acaba de abrir su pequeña librería en el centro de una ciudad de Tennessee, donde imperan las grandes cadenas de venta de libros y donde la única librería independiente es la suya.

En los dos años y medio que llevo viviendo aquí he visto cerrar dos pequeñas librerías, las dos únicas que había. Por eso me llenó de ilusión saber que el pasado mes de agosto abrió sus puertas “Star Line Books”, un nuevo local dedicado a la venta de libros, pero donde también se respira ese aroma único que uno percibe en las librerías que están construidas con alma, a base de mucho esfuerzo e ilusión, por gente que ama los libros.

FullSizeRender copia 3

Star Lowe es la propietaria y gestiona la librería con ayuda de su hija Hannah, estudiante de Biología. Ambas me reciben en el local y me muestran los rincones de esta sala llena de luz y me hablan de sus proyectos. Como todo comienzo, no está resultándoles del todo fácil abrirse camino en sus primeros seis meses de andadura, y por ahora sus esfuerzos están centrados en darse a conocer y en impulsar actividades que atraigan lectores a su local.

No soy nueva en esto. Me mudé a Chattanooga hace un año y medio procedente de la zona de Nashville. Allí he gestionado otras librerías y al llegar a esta ciudad de medio tamaño y en plena expansión cultural y económica pensé que merecía tener una librería independiente. Así que me lancé a abrir “Star Line Books”. No fue fácil dar con el local más apropiado ni con el emplazamiento, pero esta bajera en la que antes hubo un local de música, ubicada dentro de una galería comercial cercana a la calle con más galerías de arte y actividad cultural de Chattanooga, pensamos que podía funcionar. Así que aquí estamos con las maletas llenas de ilusión“, me dice Star.

IMG_6827

No solo es la ilusión lo que impulsa sus alas. La actividad bulle en esta pequeña librería. Han promovido un club de lectura que intenta ofrecer tanto encuentros con escritores de primer orden en el estado de Tennessee, como otros más cercanos donde los autores noveles locales también puedan presentar sus obras. Ofrecen eventos culturales de otro tipo vinculados a la cultura local, y que se celebran dentro de la librería. Están pensando en poner en marcha actividades que involucren en la lectura a niños y familias. Y con la llegada del verano, piensan sacar los libros a la calle para acercarlos aún más al público y a los paseantes.

“Precisamente porque sabemos que no es fácil, queremos ofrecer algo diferente y generar una actividad constante en torno a los libros. Las librerías a día de hoy ya no son meras tiendas, debemos encontrar la forma de hacer que nuestros clientes y amigos se detengan un momento en la librería, y entren cuando salen del trabajo o cuando vuelven a casa después de sus ocupaciones. Y que lo hagan porque en este lugar se sienten como en casa o incluso mejor que en casa, en el aspecto de que encuentren aquí su espacio de conexión con el placer de leer“.

FullSizeRender

Hannah es una amante de los libros. Aunque su carrera profesional está enfocada hacia el mundo de la ciencia, me dice: “Incluso si no me gustaran los libros, estaría aquí igualmente para apoyar a mi madre y ser capaz de ayudarla a hacer realidad su sueño. Ella siempre me ha ayudado a mí en todo, ahora me toca a mí devolverle una pequeña parte de todo lo que siempre me da“, me cuenta la joven. Me muestra, además, el apartado donde ha seleccionado un buen puñado de lecturas para este mes. Febrero es el mes de la Celebración de la Historia Afroamericana en Estados Unidos así que la selección es más que atinada.

IMG_6828

Sus recomendaciones para los lectores juveniles son : “Bud not buddy”, de Christopher Paul Curtis; “Brown girl dreaming”, de Jaqueline Woodson; y “Martin Big Words”, de Doreen Rappaport. Para adultos, me muestra dos novelas de Ta-Nehisi Coates: “Between the world and me” y “The beautiful struggle”; además de la selección de historias cortas titulada “Africa 39”, de autores africanos desde el Sahara hasta Sudáfrica; y “Song of Solomon”, de Toni Morrison.

¿Será cierto eso de que los nombres nos constituyen y en cierta forma dan esencia también a los lugares? Será. Porque ahora caigo en la cuenta y me fijo en la línea de estrellas, en el brillo y en la luz que tiene este lugar encantado que sigue, definitivamente, la línea estrellada, como su nombre indica, de la misma forma que ocurre en los cuentos protagonizados por criaturas valientes. Y como ocurre en los libros.

¡Buena suerte, Star y Hannah!

FullSizeRender copia

Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *