La joven que leía poemas de Neruda

Esta es la historia de una joven artista argentina que lleva siempre consigo los poemas de Pablo Neruda. Su lectura y su presencia poética la acompañan allá donde va y la inspiran en cada una de sus creaciones. En la última edición del campeonato internacional de bodypainting “Living in América”, posó para el ganador durante más de 8 horas sin moverse, mientras leía la Antología poética del gran escritor chileno. 

Luciana2

“Soy hija de la improvisación, esa es mi bandera. De la estimulación a la improvisación y luego a la creación. En el centro, yo, como antena receptora y como instrumento para crear y ser arte en movimiento. Neruda ha estado en mí desde que tengo recuerdos. Su poesía fue uno de los mayores descubrimientos literarios de mi juventud. En todo momento, él me acompaña y me inspira, me alienta y me reafirma”.

Así lo explica Luciana Arias, esta joven artista que nació en Argentina y ahora vive en los Estados Unidos. Comenzó estudiando danza en Pergamino, su ciudad natal, a los 13 años. Después continuó su carrera en Buenos Aires, especializándose en la universidad en las disciplinas de Tango y Danza Árabe. Ha experimentado con la expresión corporal y la danza japonesa Butoh. Formó parte de la Compañía de Danza de la Universidad Nacional de Arte de Buenos Aires y actualmente desarrolla su talento creativo con la pintura y estudia Kung fu.

“El Arte está relacionado con nosotros mismos. Lo que tengo dentro de mí son recuerdos y cuando pinto o toco o bailo, saco de mi interior ese poso que dejó lo vivido. Lo que ya está en mí se transforma en otra cosa a través del arte y eso me ayuda a crecer y me purifica de alguna manera. El arte es un devenir. Yo no sé a dónde va, pero sé que viene de mi interior. Mi deseo es que el arte se pueda ver y se pueda compartir, que tenga visibilidad. Que sea además algo integral: de la danza a la música y al dibujo”, dice Luciana.

Llegó a Chattanooga hace cerca de un año, después de participar como intérprete de danza y música en una gira por distintas ciudades de los Estados Unidos: “Llegar a los Estados Unidos fue una experiencia que me cambió en muchos sentidos. Decidí dar un giro a mi vida y empezar de cero, luchando día a día por desarrollarme como artista y como persona en este país. He conocido a gente maravillosa y a artistas de gran talento que enriquecen mi perspectiva del arte, especialmente en Chattanooga, un lugar donde la creatividad da el pulso a la ciudad y eso me hace sentirme parte de la comunidad, integrada poco a poco, querida y aceptada”.

Luciana4

Fue en ese entorno donde alguien la invitó a participar en “Living Art America”, un campeonato internacional de Bodypainting (pintura en el cuerpo) que hace unos meses se celebró en Atlanta y en el que Luciana Arias lució en su cuerpo el diseño que logró el primer premio, obra del pintor coreano Bingchao Jiang: “Me invitaron a participar porque sabían que yo pinto y que estoy interesada en experimentar el arte también desde la otra orilla de la creatividad. Sentir que mi piel era el lienzo para el artista coreano Bingchao Jiang y su equipo fue algo muy especial e interesante. Convivimos durante todo el fin de semana del concurso los autores con los modelos, con el objetivo de tener cierta implicación en la obra y lo logramos”.

Luciana explica que, en este tipo de disciplina artística, es necesario que haya una máxima compenetración y empatía entre el artista y su modelo: “puesto que el lienzo está vivo y te van a pintar la obra de arte en la piel, es muy importante la forma en que uno siente esa obra, porque así se muestra en la exhibición ante el jurado”.

Luciana3

Mientras la pintaban (proceso que duró un total de 8 horas), ella se dedicó a leer poemas de Pablo Neruda: “Necesitaba un poco de paz en medio de la alteración que sentía todo el mundo por el concurso. Y creo que la lectura de mis poemas favoritos de Neruda no solo me ayudó a mí, una vez más, sino que también aportó algo de paz al ambiente y quizá ayudó a nuestra victoria en el concurso. Neruda es el poeta de la vida y del sentimiento, del amor puro y sincero, del alma descalza. Por eso siempre lo llevo conmigo: me ayuda a encontrar mi esencia”.

Sin embargo, las cosas no siempre han sido fáciles para Luciana y el camino hasta encontrarse a sí misma le ha supuesto en ocasiones tener que pagar un alto precio: “A mí no me fomentaron el arte ni la creatividad artística. Más bien fue todo lo contrario desde mi infancia. No me enseñaron a ser libre sino que tenía que estarme quieta y hacer lo que hacían las demás niñas. Ahora entiendo que hubo una represión porque no podía ser quien yo quería ser ni hacer lo que tenía que hacer. Recuerdo que en mi pueblo me decían: “No sos nadie”. Era la negación máxima. Quizá de ahí los excesos que luego ha habido en mi vida: con sustancias y relaciones tóxicas con personas que se aprovecharon del hecho de que en mí había una carencia, y que yo intentaba suplirla de formas equivocadas. Tuve que aprender a tener cuidado, a cuidarme. Algunas de mis parejas me decían “Tú nunca me escuchas y luego te equivocas”. Pero tenía que cometer mis propios errores y necesitaba esas experiencias para aprender y vivir todo lo que me reprimieron de niña”.

lu6

Luciana asegura que la Literatura y el Arte la ayudaron en los peores momentos a salvarse del naufragio: “Neruda, sí, él siempre, su poesía de la esperanza y del amor hermoso. Pero también el arte, los artistas, la música y los sueños fueron mis salvavidas. No sé qué habría sido de mi vida sin ellos“.

Su mirada se ensombrece al recordar los momentos más turbios de su pasado. Pero se enciende mientras me habla del día más feliz de su vida: “Fue el día en que me dijeron que estaba admitida en la Escuela de danza. Venía de una negación de toda mi creatividad y mis ganas de experimentar. De una ciudad pequeña donde si una niña quería ser bailarina enseguida le decían “sos mujer, si bailas, sos puta”. Así que entrar en la Escuela y sentir que el baile se consideraba un arte fue una liberación, como una puerta abierta al aprendizaje y a la libertad. A encontrarme por fin con la persona que quería ser”.

FOTOGRAFÍAS CEDIDAS POR LA ARTISTA (publicadas con motivo del CERTAMEN INTERNACIONAL DE BODYPAINTIG “LIVING ART AMERICA” en Atlanta, GA- US)

Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *