¿Cuál es el libro de tu vida?

La pregunta primera es: ¿qué libros leen los adolescentes americanos? Para encontrar la respuesta, nada mejor que invertir la tarde entrevistando a un grupo de jóvenes en un colegio de Tennessee.  Ahí descubro que, entre “Harry Potter y la piedra filosofal” de JK Rowling y “El guardián entre el centeno” de JD Salinger, el espectro de sus lecturas es, a ratos previsible y a ratos sorprendente, pero sobre todo es amplio e interesante.

Estados Unidos es uno de los lugares que cuenta con mayor número de lectores del mundo, por detrás de Japón, los países del Norte de Europa o Canadá, según los últimos estudios de fomento de lectura realizados por la UNESCO. Los datos indican que los americanos que han desarrollado el hábito de la lectura leen una media de unos 10 libros al año. Ese hábito comienza en la infancia y se afianza en la adolescencia y en la temprana juventud. Hoy quiero comprobarlo con mis propios ojos y escuchar lo que tienen que decirme los jóvenes estadounidenses al respecto.

Invitada por el profesor Elijah Anderson Barrera, Jefe del Departamento de Lenguas Extranjeras de Baylor School, en Chattanooga, visito su clase y lanzo la pregunta en medio del aula. ¿Os gusta leer? ¿Por qué lo hacéis? ¿Leíais cuando erais pequeños? Y ¿Cuál es el libro que más os ha gustado de todos los que habéis leído hasta el momento?

IMG_3711

Y, una vez lanzada la pregunta, las respuestas van llegando una tras otra. La mayoría de estos estudiantes, de entre 14 y 16 años, asegura que sí que leen, que les gusta leer y que lo hacen desde niños, aunque no dedican a la lectura de ocio todo el tiempo que les gustaría porque deben dedicar buena parte de su agenda a la las lecturas obligatorias del colegio. Leen de todo. Son omnívoros en gusto y lo demuestra la lista de libros que destacan.

Brinley, de 14 años, señala de entre todas sus lecturas “Harry Potter y la piedra filosofal”, de JK Rowling, porque “me gusta mucho el personaje de Harry Potter y porque la forma en que está escrito te da la oportunidad de meterte en el libro y en la historia muy fácilmente”.

Para Sidney, de 16 años, su mejor lectura hasta ahora ha sido “Las ventajas de ser un marginado”, de Stephen Chbosky . “Es un libro interesante, de acción y tono optimista con el que pasar un buen rato y disfrutar”.

Samuel tiene 16 años y no duda a la hora de apuntar su elección: “De entre todos los libros que he leído elegiría “El guardián entre el centeno”, de JD Salinger, porque habla de un joven adolescente con el que te puedes identificar por la edad. Creo que es un libro que te enseña a encontrar el camino en la vida”.

IMG_3706

Sydney Anne, de 14 años, me habla de “Orgullo y prejuicio”, de Jane Austin. “Aunque no te diré que me gustó el mensaje de fondo, el libro me pareció muy entretenido. Creo que no me gustó por lo que descubrí de la imagen de la mujer de esa época. Hoy en día la mujer es muy diferente a lo que nos cuenta en ese libro la escritora”.

Para Emma, de 16 años, “La oscura verdad de Mara Dyer” de Michelle Hodkin ha sido el libro de su vida. “Es un libro de misterio, diferente, con una parte de aventura y otra donde el personaje te enseña cosas de la vida de las que se puede aprender también”.

Alejandro tiene 14 años y su libro es “El marciano”, de Andy Weir. “Porque la historia es muy buena e interesante. Me interesa todo lo que tiene que ver con el espacio y este libro trata de eso, así que me enganchó desde el principio hasta el final”.

Lily, de 15 años, destaca “Matadero cinco”, de Kurt Vonnegut. “Me impactó el horror de la guerra y las situaciones en que se ven envueltos los niños protagonistas de la novela en plena II Guerra Mundial. Es muy interesante además porque, al mismo tiempo, es una novela provocadora y estimulante”.

La última recomendación viene de Franny, a sus 14 años su libro es “The Burn Journals”, de Brent Runyon. “Es una historia que habla del suicidio y de un joven que quiere quitarse la vida, pero quizá por contraste me gustó, porque después de leerla aprecias más el hecho de estar vivo y agradeces todo lo que tienes alrededor”.

IMG_3713

La siguiente pregunta se la hago al profesor: ¿Leen suficiente los jóvenes? Elijah Anderson Barrera me cuenta que en Estados Unidos uno de los criterios más importantes para lograr entrar a la universidad está relacionado con el índice de lectura: “Ser un buen lector y demostrarlo en los exámenes y pruebas de acceso a la universidad es muy valorado por la mayoría de las universidades americanas, quizá por eso se invierten muchas energías en los colegios en desarrollar el hábito de la lectura desde la infancia. Está comprobado además que los estudiantes que son buenos lectores sacan mejores notas que los que no lo son”.

Desarrollar el hábito de la lectura desde la infancia. Esa es la clave, pero ¿cómo lograrlo?, le pregunto: “Creo que la clave está en dirigir a los niños y a los jóvenes hacia lecturas que recojan sus gustos e intereses particulares. No es bueno obligar a todos a leer un mismo libro, sino que cada niño debería ser orientado hacia un tipo u otro de lectura en función de sus preferencias. Esa es la llave, en parte, para que no aborrezcan la lectura o para que no la vean sencillamente como una obligación más. Es interesante tener en cuenta que, cuando nos interesa algo, le prestamos atención y le dedicamos nuestro tiempo. Pues hagamos de la lectura algo interesante para nuestros niños y jóvenes”.

Ellos son interesantes. Y hoy han sido mi mejor lectura.

FullSizeRender

 

 

Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *