Con Vesalio en la intimidad

Aprovecho una de estas tardes de verano para arrancarle una hora de charla transoceánica a Jordi Llobregat. Casi dos meses después de presentar su novela “El secreto de Vesalio” en el Club de Lectura de Diario de Navarra, este escritor valenciano demuestra estar en forma a diario. Sigue imparable e incansable, a galope de entrevistas y presentaciones, el ritmo trepidante que le imponen el libro y sus lectores.

El-secreto-de-Vesalio

“No estoy cansado. De hecho, sigo necesitando más recorrido. Incluso creo que, si el propio Vesalio levantara la cabeza y viera la que se ha montado con el libro, estoy seguro de que me pediría más. Más presencia en la historia. Más oxígeno para la novela. Vesalio era un joven ambicioso que creía en sí mismo y yo creo que alucinaría de verse en tantas pantallas”.

Pero, ¿esperabas semejante éxito, Jordi?

“Tengo la sensación de que ahora es difícil tener visibilidad, en pleno verano, con todo este fragor de novelones de chicas en tren y demás. Pero, que un reseñista que ha leído más de 500 libros te diga que “El secreto de Vesalio” es el mejor libro que ha leído es abrumador. A algunos lectores les ha gustado tanto que pienso que les ha gustado más que a mí mismo. Tengo la sensación de que, a veces, es fácil perder la perspectiva”.

¿La siguiente novela seguirá alimentando la fiera?

“Uf. Esas reseñas y aplausos me animan sin duda a seguir escribiendo, me animan a desear que de aquí a navidad el libro siga creciendo y tenga más recorrido y movimiento. Pero todo esto es, al mismo tiempo, una gran responsabilidad. Tantas veces escucho eso de ¿Y para cuándo la segunda..? Ahora necesito escribir. Eso está claro, pero a la vez no quiero que me pese en exceso la responsabilidad. Prefiero enfocarme más en valorar y agradecer cada una de las palabras de los lectores. Está siendo muy bonita la reacción de la mayoría de personas que ha leído el libro”.

¿Qué es lo que más te ha impactado de lo que estás viviendo de una ciudad a otra, de un lado a otro, con tu novela bajo el brazo?

“Ver la mirada de los lectores a veces es curioso. Me dice mucho más de lo que me transmiten con sus palabras. La encuentro en ocasiones admirativa, como queriendo decirme que les he hecho sentir algo especial y a veces son miradas de agradecimiento. También hay mucha complicidad. Por ejemplo, el día que presenté en la FNAC de Valencia fue algo muy especial. Allí estaban la mitad amigos y la mitad desconocidos. Pero todos hablábamos el mismo idioma, ese que se establece entre aquellos que han leído la misma novela y que quieren compartir experiencias. El idioma de los que conocen a los personajes incluso más que el propio escritor y que navegan la historia y disfrutan el proceso de leer y de comentar lo leído después”.

_jordillobregat3_adc92d4b

La pregunta del millón que habrás respondido mil veces pero que ahora quiero que de verdad confieses: ¿Cuál es el secreto del éxito de este libro?

“Creo que es un libro que se está extendiendo con el ‘boca a oreja’ más que nada. Y eso es muy especial para mí. Ha habido quienes han destacado la complejidad del libro. Otros dicen que les ha transportado a un tiempo y a un espacio que les ha resultado inolvidable. Algunos lectores me dicen que es el libro que les está esperando al llegar a casa. O que se han enganchado a los personajes y, al mismo tiempo, los giros de la historia los ha mantenido en vilo… creo que, en el fondo, es una buena combinación de cosas distintas y resulta divertido. A veces me doy cuenta de que el libro es del escritor mientras lo escribe, pero luego ya no lo es del todo. Porque el lector paga por él y eso le da derecho a disfrutarlo, a hacerlo suyo, a gozarlo y a criticarlo también”.

¿Y qué pasa con Vesalio? ¿Cuánta culpa tiene él de cómo está funcionando la novela?

“Vesalio es un vehículo. Tanto él como los personajes, como la propia ciudad, como la trama. Todo son vehículos, instrumentos para contar algo. Para hablar de la culpa, por ejemplo, en este caso. Pero aún así, es cierto que Vesalio es un personaje que es la sal del condimento en el libro. De repente me lo encontré y era la pieza del puzzle que estaba buscando. El hallazgo de Vesalio es posterior a escribir la novela, pero funciona. Lo mismo creo que ocurre con Barcelona. El libro podía haber funcionado en otra ciudad como Bilbao, por ejemplo. Pero Barcelona tiene una historia de transformación que no tienen otras ciudades: está mirando al mar y a Europa. Es más importante el momento, lo que ocurre en ese tiempo, que el hecho de que sea Barcelona, pero ambas coordenadas, espacio y tiempo, se completan y complementan la historia”.

¿Y ahora qué?

“No quiero defraudar al lector. Me interesa darle algo bueno. No voy a hacer o escribir nada por obligación de lo que ocurre con Vesalio. Voy a escribir acerca de lo que creo. Me interesan muchas cosas diferentes y esas diferencias, esa apetencia ecléctica, me provoca a veces dispersión. Pienso que el lector necesita una línea de continuidad, pero no siempre lo mismo. Deseo generar una línea de trabajo interesante. Posiblemente sorprenda en mi nuevo libro porque voy a cambiar de registro pero manteniendo una línea personal”.

jordi2

¿Qué es lo más bonito que te han dicho sobre la novela?

“Lo más bonito creo que fue cuando alguien me miró y me dijo aludiendo al libro ‘Me debes horas de sueño’. Eso lo dice todo, ¿no te parece?”

Totalmente de acuerdo, Jordi. Y te deseo toneladas de insomnio para tus lectores de aquí al próximo libro. Y, ya de paso, que me reserves la presentación de ese nuevo libro que nos seguirá quitando el sueño, cuando vuelvas a Pamplona o si vienes antes a Tennessee, que sea en territorio americano, porque yo no me la pierdo.

Gracias y buena suerte.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *