Españoleando en la mesa

 Si uno quiere practicar la lengua castellana en Tennessee, no puede perderse una cita: la Mesa del español. Una reunión periódica entre nativos del idioma de Cervantes y americanos que quieren aprender a decir “lavavajillas” raspando en la garganta la “j” y sin que se les escapen las consonantes de la boca.

 Esta noche nos han citado en un restaurante mexicano. La comida y el lugar tienen un indudable sabor latino. Sin embargo, los comensales son jóvenes estudiantes de español, americanos seducidos por la cultura hispana, que quieren intercambiar impresiones y charlar con un grupo de nativos españoles que hemos acudido a la cita.

La idea de poder ayudar a otra persona por un rato mientras practica el idioma que está estudiando es en cierto modo gratificante. Pero aún lo es más sentir que estos americanos sufren los mismos apuros para expresarse y pronunciar correctamente nuestro idioma, que nosotros sufrimos para hablar su lengua a diario.

 la foto 3

Juan Alonso Santillana y Katheryn Thompson son los dos  profesores de español de Chattanooga State, responsables de esta actividad. Me cuentan que la Mesa de español se organiza dos veces al mes, con un número variable de asistentes que ronda las veinte personas. Estas reuniones tienen lugar en restaurantes latinos del área, uno diferente cada vez, y el propósito es reunir a hablantes nativos del español con personas que están aprendiendo el idioma, mientras comparten mesa y mantel.

 Estas actividades cumplen una doble función. Por un lado son encuentros de perfil académico que ayudan a los estudiantes de español a mejorar. Por otro, son una actividad representativa y dinámica que tiene por objeto dar visibilidad a nuestra lengua. Tanto Katheryn como Juan creen que “el idioma español no debe ser percibido como una lengua extranjera en Estados Unidos, ya que ha sido utilizada en el territorio de este país desde hace unos quinientos años”.

la foto 2

 Desde hace ya varios años, organizan estas actividades culturales para que sus estudiantes tengan la oportunidad de practicar el idioma y también para tener un contacto con las culturas latinas más allá de las clases. Pero en los últimos meses, han detectado un interés creciente en la zona de Chattanooga por la lengua española y la cultura hispana. ¿Por qué? Fácil: lo español sigue estando de moda. La mayoría de los estudiantes que han acudido esta noche a la cena no tiene ni idea de la que está cayendo en nuestro país, con la economía patas arriba y la corrupción campando a sus anchas por la piel de toro. A ellos les interesa el clima, las  playas, la comida, nuestro arte y la cultura pero sobre todo, nuestros deportistas. Es increíble lo lejos que llega Rafa Nadal, o el eco que sigue teniendo la selección española de fútbol y el mundial.

El profesor Juan Alonso tiene su propia opinión al respecto: “No todo el mundo separa España de lo hispano en general, por lo que normalmente es percibida como una parte más del mundo latino, sin matices. He de decir que normalmente hay más interés por Latinoamérica que por España, y es algo que entiendo. En muchos sentidos se percibe a los países latinos como el futuro, por un lado por su fuerte crecimiento económico estos últimos años, por otro por la creciente población de origen latinoamericano en esta ciudad. No debemos olvidar que la mayoría de residentes angloparlantes de esta área se ven atraídos por el idioma español, en la mayor parte de las ocasiones, para usarlo profesionalmente, para viajar como misioneros, o por turismo. Es en este último grupo donde se detecta algo más de interés por España, pero en general es percibida como un país lejano, pequeño y con escaso impacto en la región. Con la posible excepción de aquellos a los que les gusta el fútbol: esos tienen a España muy presente”.

la foto 1

Si es interesante conocer las razones por las que los americanos estudian nuestra lengua, resulta aún más sorprendente el impacto que el español tiene ya en los Estados Unidos.

Según datos del Instituto Cervantes, en 2013 casi 20 millones de personas estudiaban español como lengua extranjera y, según esos mismos datos, se calcula que en 2050 Estados Unidos será el primer país hispanohablante del mundo. De hecho, lo más probable es que dentro de tres o cuatro generaciones, el 10 por ciento de la población mundial se entienda en español. Algunos de los jóvenes que comparten mesa esta noche tienen algún vínculo familiar o laboral con España o Latinoamérica, pero otros no. Se ven atraídos por el idioma, la cultura hispana y en ocasiones, son muy conscientes del atractivo laboral que esta lengua tiene y va a tener en todo el mundo.

 Sin duda alguna, el español  es una lengua viva y en crecimiento, en especial en los Estados Unidos. Quizá algunos aún no se hagan a la idea, o no les apasione la perspectiva, pero parece claro que el idioma castellano es una lengua fértil, poderosa y con mucho futuro.

la foto 5

Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a Españoleando en la mesa

  1. José Luis dijo:

    Belén estás muy guapa. Sigue con estos artículos que son muy interesantes.
    Un beso y saludos al resto de tu familia.

    • galindob dijo:

      Gracias José Luis, por tus palabras y por tu interés. No dejes de seguir el blog. Esto tiene sentido si los lectores seguís estando ahí. Un abrazo.

  2. PalomaSolutions dijo:

    Muy buenas tardes – disfruté mucho leer este artículo. Gracias por compartirlo!

  3. Itziar Peñas dijo:

    Siempre me llenaba de orgullo el ver como el español era la lengua más hablada en USA después del inglés.
    Me sentía más cerca de casa…

    • galindob dijo:

      Así es, Itziar. El lenguaje es probablemente el vínculo más fuerte con una comunidad o una sociedad, cuando uno está fuera de su entorno. Gracias por tus palabras y un abrazo.

  4. Katheryn Thompson dijo:

    Les agradezco a todos sus comentarios y su apoyo para nuestro programa.

    • galindob dijo:

      Es un placer poder disfrutar de todo lo que organizan en el departamento de español, Katheryn. Gracias y un cordial saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *