De géneros y etiquetas

No creo que sea cuestión de etiquetas ni de modas. Ni de géneros, ni de clasificar los libros como si estuviéramos en el supermercado. Aquí las peras, aquí las manzanas, aquí los tomates y allá las lechugas. De la misma forma que a veces encontramos en las librerías cartelitos que nos indican que esta novela es policíaca, romántica, histórica o de viajes. Me niego a tan simplista clasificación que, entiendo que a veces puede resultar necesaria con el objetivo de ordenar un lugar de venta o incluso orientar a un lector despistado. Pero de ahí a establecer categorías cerradas, va un abismo. Clasificar es reducir y reducir es siempre restar, dividir.  Algo que entiendo completamente opuesto al pensamiento, a la libertad o a la literatura.

libquad

Esa manía de muchos de poner etiquetas ha traído consigo, querámoslo o no, una especie de descrédito para algunos libros y escritores que, como ya llevan el sambenito de tal o cual categoría, pues directamente dejan de interesar a algunos potenciales lectores o incluso, nada más llegar, ya son de segunda o de tercera. Sinceramente, creo que no es una buena manera de entender la literatura. Los libros son libros. Y tratan de un tema o de otro, pueden estar enmarcados en una época o en otra, ser costumbristas, narrar aventuras o viajes, tener una protagonista femenina o uno masculino, con muerto o sin muerto de por medio, y aún así, tendrán siempre tal cantidad de vértices, aristas, lecturas y encuadres que no admitirán tan fácilmente una clasificación determinada. No cuando un libro es un buen libro, al menos.

No sé si os acordáis de que hace algunas décadas, parece que se asumió como bueno esto de colocar los libros con etiquetas en departamentos estancos. Y surgieron como por arte de magia las modas de la mal llamada novela histórica, y la policíaca, incluso la que algunos han venido en llamar literatura femenina (de esto hablaré otro día con más detenimiento). Fue un buen negocio, seguro. Pero de aquellos barros, estos lodos. Y hoy aún seguimos acarreando el lastre de encasillar los libros en función de tema y tono. Sí que estoy de acuerdo en que de alguna forma tenemos que entendernos y hacer saber al lector que va de tal o de cual cosa. Y de acuerdo también que una novela que transcurre en la Edad Media, pongamos por caso, y centra buena parte de su desarrollo en la época en la que se circunscribe, podríamos entendernos al llamarla novela histórica. Pero no es solo eso, aún siendo cierto que tiene el ingrediente de la Historia. Es y será eso, y mucho más.

libreria

Y ya que el meandro del pensamiento y esto de darle a la tecla del ordenador me ha traído hasta aquí os voy a recordar una de las citas literarias más interesantes del año en nuestro entorno. Si sois de esos lectores que disfrutan con un buen libro que se centre en un momento histórico y desarrolle una trama bien atada en ese marco concreto, estáis de enhorabuena. Porque esta semana llega la hora de la novela histórica a Navarra, más en concreto a Olite. Desde el año pasado, los Festivales de Navarra dedican una parte de su programa a la novela, en concreto a la que cuenta con un trasfondo histórico. Una iniciativa digna de aplauso, en estos tiempos que corren en que la cultura y la literatura, en las aguas revueltas de la crisis, acaban siendo muchas veces las que pagan el pato.

De martes a viernes, del 30 de julio al 2 de agosto, a partir de las ocho de la tarde, algunos de los escritores más destacados de aquellos que centran su narrativa en el marco histórico van a hablar de su mirada literaria y de su obra. Los escritores Lorenzo Mediano, Santiago Posteguillo, Carlos Aurensanz y Toti Martínez de Lezea, por este orden, serán los encargados de reflexionar en torno a sus novelas y compartir con el público que asista a dichas charlas, bajo el título genérico de “Los límites de un reino”, sus impresiones sobre literatura e historia.

Una cita más que interesante sobre novelas que tienen mucha historia dentro. Sin etiquetas ni reducciones de ningún tipo.

 

 

Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a De géneros y etiquetas

  1. De géneros y etiquetas | Sopa de Letras, me ha parecido ameno, me hubiera gustado que fuese más largo pero ya saeis si lo bueno es breve es dos veces bueno. Enhorabuena por vuestra articulo. Besotes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *