Incontinencia de orina y suelo pélvico

No se habla lo suficiente y de la manera adecuada sobre el tema de la incontinencia de orina o pérdidas de orina. Según los especialistas es un trastorno frecuente, que tanto en hombres como en mujeres se ve aumentado con la edad. Sin embargo, las mujeres en edades más tempranas lo padecen más que los hombres debido a diversos factores.

hablemos_incontinencia_urinaria_momento_para_cuidarte-blog_maria_martinez_eslava

Según datos del Observatorio Nacional de la Incontinencia (ONI) entre un 30-40% de mujeres lo padecen tras la menopausia. Un factor que hace que se den estos datos es el hecho de que las mujeres son las que tienen los hijos (parto).

La incontinencia urinaria, puede que sea un trastorno no grave, pero es uno de los que más afecta a la calidad de vida de la mujer entre sus 50 y 70 años. En algunos casos genera incluso un verdadero problema social, pues resulta un condicionante como tener que acudir de forma urgente a orinar o porque dificulta el poder realizar de forma normal, segura y tranquila, tareas, hábitos normales y/o deportes que en caso de no tener incontinencia se realizarían.

En muchísimas ocasiones no se consulta al médico, ginecólogo o especialista por vergüenza, o porque consideremos que es normal tras uno o varios embarazos. También se piensa que es normal tener incontinencia cuando se llega a una edad. Sin embargo, es un tema que los profesionales están muy acostumbrados a tratar y son los que mejor pueden clasificar este trastorno dentro de los diversos tipos de incontinencia que existen, mediante una correcta historia clínica y una exhaustiva exploración, proporcionando el tratamiento más adecuado en cada caso.

 

Aunque muchas mujeres se ven afectadas a diario, suele ser un problema que no valoramos  hasta que las pérdidas son más evidentes y visibles, los anuncios de compresas ya no nos pasan tan desapercibidos o lo peor, cuando ya nos influye negativamente en nuestra calidad de vida. 

Es importantísimo saber que existen varios factores sobre los que podemos actuar y así influir en que los problemas de incontinencia sean menores.  En muchas ocasiones si mejoramos algunos hábitos diarios se consigue controlar e incluso resolver el problema.

Por ello el objetivo de este post es dar a conocer desde un punto de vista práctico que es la incontinencia urinaria,abordarla desde un tratamiento educacional y conductual para prevención y/o solución del problema.

medico_incontinencia_urinaria_momento_para_cuidarte-blog_maria_martinez_eslava

¿Qué es la incontinencia urinaria? 

Exactamente definida, la incontinencia urinaria (IU) consiste en una pérdida involuntaria de orina en cantidad y/o frecuencia suficiente como para constituir un problema de salud y un problema social. Es decir, puede afectar a nivel psicológico, físico y/o social repercutiendo negativamente sobre la calidad de vida de las personas que lo padecen, porque interfiere en las actividades de la vida diaria.

La incontinencia puede producirse por:

  1. Incontinencia de orina de esfuerzo: es la que se produce involuntariamente en el momento en que se hace un esfuerzo físico, que provoca un aumento de la presión abdominal como toser, reírse, estornudar, saltar, correr…
  1. Incontinencia de orina de urgencia: es la pérdida involuntaria de orina que se produce cuando surge una necesidad “urgente” de ir al baño. Este deseo o percepción que tiene la persona de orinar aparece de forma súbita, clara e intensa. Es difícil demorarla y  genera miedo a que se produzca ese escape de orina.
  1. Incontinencia mixta: puede existir incontinencia de esfuerzo asociada a incontinecia de urgencia (o sea, mezcla de las dos).

Existen otros tipos de incontinencia y es el médico es quien clasificará cada caso, como os hemos dicho anteriormente para dar el tratamiento más adecuado.

Muchas personas evitan consultar al médico y utilizan compresas y absorbentes como método de control de su incontinencia. Desde la publicidad y los medios de comunicación es la solución que dan sin explicar nada más. En algunos casos habrá que acudir a ello e incluso será muy necesario. Pero no podemos quedarnos sólo con esto, es una pena que la mayoría piense que lo único que puede hacer es utilizar compresas y absorbentes, y que no puede hacer nada más. Y sobre todo cuanto antes se aborde el tema mejor; incluso antes de que aparezcan los problemas. La prevención en este caso es importantísima (lo veremos más adelante).

Esto pues, debe mejorar, es un problema que -no nos cansaremos de repetir- debe consultarse al médico, porque él es quién debe valorar el impacto que este problema genera en cada persona (en cada caso se aborda  la mejor forma para solucionarlo).

incontinencia_urinaria_momento-para_cuidarte-blog_maria-martinez-eslava

 

El tratamiento puede abordarse desde distintos ángulos:

  • Tratamiento educacional o conductual (este es el que hoy aquí trataré, dando algunas pautas y que un fisioterapeuta especializado en suelo pélvico completaría si se necesitan unos resultados óptimos).
  • Tratamiento farmacológico.
  • Tratamiento quirúrgico.
  • Uso de productos sanitarios, absorbentes, sondas…

 ¿Qué es el suelo pélvico?

Es una estructura formada por músculos y tejido conectivo, que proporciona el sostén a toda la parte baja del abdomen y que sujetan órganos tan vitales como la vejiga, vagina-útero y recto en la mujer, y vejiga y recto en el hombre.

El embarazo y el parto por vía vaginal son, junto a la edad, los principales factores de riesgo que influyen en que la musculatura del suelo pélvico se deteriore. 

La importancia que tiene fortalecer y mantener en buen estado el suelo pélvico, es un pilar fundamental para evitar las consecuencias que puede tener este trastorno como la incontinencia de orina o fecal, problemas de columna, o dolor al mantener relaciones sexuales. Por ello debemos prevenir su deterioro que hará tener relaciones sexuales más satisfactorias y evitar futuros problemas en toda la zona urogenital.

La información sobre técnicas, ejercicios de kegel, medidas y dispositivos existentes para fortalecer el suelo pélvico os la daremos en el post de la semana que viene.

No obstante desde aquí os animo a que preguntéis al ginecólogo, médico de familia, a los fisioterapeutas especializados en suelo pélvico, porque a parte de la información que yo os pueda transmitir a través del blog, ellos van a ser los profesionales que tratarán vuestro caso.

Recomendaciones generales a tener en cuenta para mejorar algunos hábitos cuando existe IU:

  1. Sobre la ingesta de líquidos:
  • Beber entre 1 y 1,5 litros al día menos en los casos que el médico lo desaconseje debido a otra patología que tenga la persona.

beber-agua_incontinencia_urinaria_momento_para_cuidarte-blog_maria_martinez_eslava

Muchas veces se cree que es mejor beber poco líquido para evitar el problema. Y esto es un error porque hará que la orina esté más concentrada y actúa como irritante de la vejiga, causando síntomas de urgencia.

  • No beber líquidos a partir de las siete de la tarde, para no provocar pérdidas por la noche.
  • Beber líquidos no irritantes como agua, zumo de arándano, de manzana…
  • Vigilar la ingesta de algunos alimentos que son más diuréticos como: calabacín, espárragos, endivias, alcachofa, apio, berenjena, coliflor, cebolla… y frutas como melón, sandía, piña, uvas, níspero, melocotón…

2. Frecuencia de micción. ¿Cada cuánto debemos ir al baño?

  •  Evitar ir al baño demasiadas veces, ya que ello va a influir a largo plazo en la capacidad de retención. Por lo contrario, evitar también el hábito de retener excesivamente la orina ya que si cuando la vejiga se distiende continuamente puede perder elasticidad y tono, además de predisponer a infecciones de orina. Es decir hay que llegar a un equilibrio que ahora explicamos.
  • Lo recomendable es las personas mayores vayan al servicio cada 2-3 horas y en el resto de edades intentemos que sea cada 3-6 horas con un volumen de 400-600 ml de orina en cada ocasión.
  • Para educar este ritmo de vaciamiento podemos realizar un diario miccional en el cual registramos la ingesta de líquidos y micciones, de forma que nos sirva de ayuda para corregir hábitos, pudiendo alargar progresivamente el tiempo 30 minutos, independientemente de si se tienen o no ganas de orinar.

diario_miccional_incontinencia_urinaria_momento_para_cuidarte-blog_maria_martinez_eslava

Este diario e impresiones nuestras es muy importante trasladarlo al médico y contarle con qué frecuencia orinamos, los momentos en los que se produce la pérdida de orina, qué cantidad más o menos de pérdida tenemos y sobre todo darle la importancia que tiene de cómo nos afecta en nuestra vida diaria. Esto también ayudará a que el médico pueda valorar mejor nuestro caso y darle el tratamiento más adecuado para que nuestra calidad de vida mejore.


3. Existen alimentos que en algunas personas pueden ser irritantes para la vejiga como lácteos, zumos, productos elaborados con tomate azúcar, miel o bebidas gaseosas.

Hay veces que, personas susceptibles a ellos, simplemente suprimiendo su ingesta, solucionan el problema.

4. El alcohol puede aumentar la frecuencia de orina, además de que disminuye la percepción de la necesidad de ir al baño, así que genera más incontinencia de urgencia.

5. La cafeína y otras bases xánticas como teofilina o teína, actúan también como irritantes y provocan esta urgencia miccional.

6. El estreñimiento influye negativamente en la incontinencia urinaria.

Cuando no se evacúa correctamente, el volumen retenido presiona la vejiga (ya no se distiende de forma normal) lo que acelera el episodio de ir corriendo a orinar.

Tomar alimentos ricos en fibra de forma regular y hacer ejercicio suave que no dañe el suelo pélvico (del cual luego hablaremos), es bueno para evitar el estreñimiento.

Revisar también con el médico posibles medicaciones que se pueden estar tomando y puedan producir estreñimiento para que si es posible, puedan sustituirse por otras que carezcan de este efecto secundario.

tabaco_incontinencia_urinaria_momento_para_cuidarte-blog_maria_martinez_eslava

7. Tabaco. Las personas fumadoras tienen más tos, que de forma crónica va a provocar daño en el esfínter vesical. Por ello en estos casos es muy importante que nos enseñen a toser de forma que no perjudique en nuestro suelo pélvico. Además de que es necesario en las fumadoras realizar ejercicios de kegel (de estos hablaremos) que refuercen este suelo pélvico.

8- El exceso de peso y la obesidad provocan un aumento de presión en toda la zona pelviana que soporta la vejiga y uretra. Por ello es de interés que se intente disminuir el peso, porque influye especialmente en la incontinencia de esfuerzo. Y se ha visto que una reducción de peso de un 5-10% puede mejorar los síntomas hasta un 50 %.

Como veis hay muchas hábitos y ciertas cosas que podemos corregir para prevenir y/o mejorar este problema. Pero si algo tiene mucha importancia como hemos dicho es el fortalecimiento del SUELO PÉLVICO. Por hoy no podemos alargar más este post y la semana que viene os daremos muy buena información sobre el tema.

solucion_incontinencia_urinaria_momento_para_cuidarte-blog_maria_martinez_eslava

Gracias por seguirnos

Esperamos que hayáis descubierto cosas interesantes 

Esta entrada fue publicada en Bienestar y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *