Cómo defenderse de los mosquitos (y salir ileso)

Parece mentira que una criatura tan pequeña,  el mosquito común Culex pipiens, que no supera los 15 milímetros, como un mosquito sea capaz de molestar tanto. Cada día viene alguien a vernos que nos enseña, los estragos de estas bestias: a veces son en bebés, en niños, otras en adultos, otras pasan desapercibidas y otras se infectan con efectos secundarios como celulitis u otras afecciones cutáneas.

Mosquitos Pamplona

Pero ¿por qué pican los mosquitos?

Básicamente los mosquitos pican para reproducirse. Los insectos, pertenecientes a la familia de los dípteros, necesitan la sangre de los mamíferos, para poder poner los huevos. Acción que realizan posteriormente en cualquier ambiente que tenga agua estancada. La sangre de los mamíferos les proporciona unas proteínas especiales para que sus huevos resulten fértiles. 

En el proceso de “chupar la sangre” o succionar, el mosquito deja ir parte de su saliva, que evita que la sangre se coagule y pueda subir fácilmente por su trompa sin problema. Es esa saliva que queda en la herida la que nos provoca la picazón.

Por tanto, como curiosidad, no todos los mosquitos pican: solo lo hacen las hembras.

¿Por qué no pican a todos?

No todas las personas son víctimas de los mosquitos y también depende de la sensibilidad de cada uno a que esa reacción sea más o menos exagerada. Según un estudio de la presitigiosa revista Nature, ser víctima de ellos depende de la cantidad de CO2 que emitimos al respirar y no del azúcar que corre por nuestras venas.

A mayor Co2 (dióxido de carbono) emitido, más probabilidades de que te piquen.

Otro elemento que hace que seamos más o menos atractivos para el mosquito es el ácido láctico que emitimos al respirar o en el sudor.

Los adultos emiten más co2 que los niños, esta cifra depende también de la dieta y del deporte que se haga.  Las embarazadas y las personas altas, emiten más CO2 y ácido láctico, así que también son un blanco perfecto.

Una persona que acaba de hacer deporte y está sudando es también la víctima perfecta de los mismos.

Mosquitos Pamplona

¿Cómo podemos prevenir estas picaduras?

Podemos actuar de maneras diferentes:

-protección física: mediante uso de redes antimosquitos, uso de manga larga, evitando el uso de perfumes y aceites corporales.

-protección química: mediante la aplicación de preparados específicos para prevenir las picaduras que pueden tener distintos orígenes: natural/químico.

Entre los productos naturales encontramos: la Citronela de Java (Cymbopogon winterianus) de fragancia cítrica muy característica.

¿Cómo la usamos? A diario, dos gotas en el cuello del pijama o en el extremo de la almohada. Aunque también podemos usar el difusor de  aromaterapia, media hora antes de acostarnos.

También el Eucalipto azul (Eucalyptus citriodora) eficaz contra los mosquitos y muy bien tolerado en pieles sensibles.  Además, el Eucalipto azul tiene propiedades antiinflamatorias, que nos servirán para calmar la inflamación local causada por la picadura.

¿Como lo usamos? Aplicando encima de la ropa o de la almohada como el anterior o en caso de picadura, se puede mezclar con un aceite vegetal de rápida penetración al 50% (con nuez de albaricoque o avellana)

Un aceite apto también para bebés es el Geranio de Egipto, que muy muy diluido se puede usar incluso en niños de 3 meses, sobre tobillos, piernas y brazos.

No nos olvidemos que podemos siempre recurrir al difusor, media hora antes en la habitación, podemos mezclar unas gotas de ambos. Por ejemplo, 4 gotas de citronela y 6 de geranio.

Aceites esenciales mosquitos

Entre los productos químicos antimosquitos encontramos al famoso y más habitual entre los repelentes:

La N,N-Dietil-meta-toluamida, conocida como DEET. Se usa aplicándolo sobre la piel o la ropa. En particular se utiliza contra las picaduras de mosquitos y garrapatas.

El DEET se usa en diferente concentración en función de la zona en la que se utilice, en zonas tropicales se usa hasta al 50%.

Otros ingredientes también son la Icaridina, que también tiene grandes propiedades repelentes sin causar la misma irritación que el DEET.

La mayoría de los preparados que incluyen estos productos también incorporan: lavanda, eucalipto o geranio entre sus ingredientes.

¿Qué hay que hacer cuando ya nos han picado?

Una vez nos han picado los mosquitos, es fundamental no rascarse, si pica mucho aplicar alguna compresa de agua fría y vinagre y sino, echar mano de aceites esenciales, antihistamínicos tópicos o en caso de picaduras más notables, usar algún corticoide de baja potencia que se puede adquirir sin receta en la farmacia.

Existen preparados a base de aceites esenciales y preparados a base de amoníaco (como el famoso de te pique lo que te pique ponte….)

Muy importante si viajamos a países tropicales es haber el trabajo previo de:

vacunación para países tropicales (puedes encontrar más información en la web del Ministerio de Sanidad). Y en caso de encontrarse mal, de presentar vómitos o fiebre acudir a un médico, para que nos observe. Indispensable una buena prevención con productos preventivos y en caso de necesitar, se puede acudir a la farmacia para que elaboren el preparado a base de permetrina como profilaxis de malaria.

Consejos adicionales

-Evitar dejar agua estancada, restos de agua en vasos

-Regar las plantas con moderación, evitando dejar charcos en las macetas

-Usar difusores con aceites esenciales funcionando en la habitación media hora antes de ir a dormir.

-Que la temperatura de la habitación sea fresca y evitar dejar las luces encendidas con la ventana abierta

-Aplicar mosquiteras en la habitación o cubriendo la cama.

-Como preventivo, algunas personas recomiendan la ingesta de preparados a base de Vitamina B1, aunque los estudios no demuestran su completa efectividad al respecto.

Fuentes consultadas para la redacción del artículo:

Muy interesanteBatangaPranarômWikipedia

Esta entrada fue publicada en Cuidados de la piel, Salud y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *