‘Rectify’, en busca de la felicidad

sdc050_rtfys3_danielkeyart_7944_x11

¿Qué hacer cuando la vida te pone a prueba? ¿Cómo buscar el camino correcto cuando todo son alambres de espino? ¿Cómo actuar cuando tu mundo enteroū se derrumba y el drama gana poco a poco la batalla a la felicidad?

A todas estas preguntas, y otras muchas, intenta encontrar respuesta Rectify, que este verano emitió su tercera temporada, de seis capítulos. Una serie de cuidadísima factura técnica, interpretaciones soberbias, ritmo sigiloso e inyecciones certeras de continencia emocional.

No cabe ninguna duda, Rectify es una de las series del momento.

Janet_Talbot_Daniel_Holden_Rectify_Season_Recap_306

Tras una breve primera temporada, en la que la serie contó de forma extraordinaria el regreso a casa de Daniel Holden tras su paso por la cárcel, y extenderse en la segunda temporada en la composición de los personajes, el guionista y director Ray McKinnon ha sabido alargar el relato en esta tercera temporada, en la que la serie ha puesto los cimientos para una resolución final del relato que cada vez parece más cerca.

Tras relatarnos el largo pesar de cada uno de los personajes, y sus circunstancias, Rectify pone ahora rumbo hacia la felicidad. Dividida en tres actos, la serie se esforzó en contar el drama interior de un Daniel Holden al que le robaron la adolescencia y el autoestima. En la segunda temporada, pudimos ver y sentir el drama de toda su familia, desde una sufridora Amantha, que lo dio todo por su hermano sin preocuparse por si misma, hasta su desconsolado hermanastro Teddy, cuyo drama familiar amenaza con repetirse en su relación con Tawney.

9520_oriEn esta tercera temporada, las consecuencias de tener dentro de la familia al hombre que declaró ser el culpable del asesinato de Hannah Dean han seguido ramificándose en los tres planos principales de la serie.

Por un lado, en la relación de Amantha (Abigail Spencer) con el abogado Jon Stern (Luke Kirby), que estaba alimentada por el caso de Daniel Holden. Una vez fuera de la cárcel, la pareja sufre las consecuencias de la distancia, el dolor por la evanescencia del amor y el duelo por la pérdida de dos personas que saben que dicen adiós al amor de su vida. Los dos tendrán que empezar a vivir sin Daniel Holden en sus vidas.

En segundo plano, la triste historia de amor entre Tawney (Adelaide Clemens) y Teddy (Clayne Crawford) nos hace compadecernos de ambos a partes iguales. Por lo duro de su infancia, por la ausencia de su figura materna y por las consecuencias que eso ha tenido para ellos en su etapa adulta. Ninguno de los dos es capaz de quitarse el miedo a repetir los mismos errores que sus padres. Y ese temor los hace alejarse, ser celosos, enamorarse de otras personas y separarse definitivamente. Especialmente conmovedor ha sido el relato de Teddy, al que hemos odiado y comprendido a partes iguales en estas tres temporadas. Un personaje extraordinario al que hemos visto por fin sonreír en este final de temporada: una simple partida de cartas entre ‘hermanos’ puede devolver las fichas al punto de salida.

9512_ori

En el tercer plano de la trama, nuestro corazón se ha estremecido con el matrimonio de Janet Talbot (J. Smith-Cameron) y Ted Talbot (Bruce McKinnon), dos almas que se volvieron a enamorar tras perder al amor de su vida. Ninguno de los dos se perdona por los errores cometidos en el pasado, y ambos luchan por seguir adelante con su familia y sus hijos. Sería descorazonador verlos separarse definitivamente, pues ellos son el pegamento que mantiene unidas a sus familias.

Y sobre todos ellos, el protagonista Daniel Holden, al que Aden Young sigue interpretando de forma prodigiosa. En esta temporada, lo hemos visto separarse cada vez más de su drama, después de haberse aliviado con la confesión (no sabemos si real) por el asesinato de Hannah Dean. Durante su calvario, en el que lo hemos visto sufrir cuando no tenía otra cosa que hacer que moverse de un lado a otro por la habitación, Daniel Holden ha iniciado su viaje hacia la felicidad olvidando su pasado.

Si todo son escenas lúgubres y frías en su estancia en Paulie, las imágenes redentoras que vemos de él en su viaje a la playa son luminosas, llenas de vida y de purificación.

Por fin, Daniel Holden se ha liberado de su atuendo blanco y sus sueños carcelarios para, como él mismo reconoce, empezar a ser una persona normal. Un ciudadano que baila cuando suena el piano, un padre que devuelve la pelota a su hijo o un ser humano que se zambulle en el agua. Pocos momentos nos han encogido tanto el corazón en estas tres temporadas como la frase que Holden dedica a su madre: “¿Tratarás de perdonarte a ti misma? Lo hiciste lo mejor que pudiste, bajo las circunstancias más inusuales”. Maravillosa escena que precede a un Daniel Holden nuevo, sonriente, cuyos pasos lo sumergen en una residencia en la que tratará de volver a ser una persona normal.

Y, cómo no, el sheriff Carl Dagget (J.D. Evermore) ha seguido avanzando en la investigación por el asesinato de Hannah Dean gracias a un guion que ha sabido mantener el misterio del caso. Después de las idas y venidas entre la ficción y la realidad, los hechos y los recuerdos, la serie ha decidido empezar a resolver por fin el misterio del caso, que ha sido el motor de la intriga durante estos tres años. Parece ahora claro que Trey Willis (Sean Bridgers) y sus amigos violaron a Hannah Dean, que la culpa abrasó a George Melton (Michael Traynor) y que Trey hizo todo lo posible porque no se supiera nada del asunto. Aunque, eso sí, todavía queda por saber con certeza si fueron ellos, o Daniel Holden, los culpables del asesinato.

rHdRHx4vEkmkfvmhDCC1hMd7hIh

Así pues, en Rectify seguimos encontrándonos una serie apabullante, con una inteligencia emocional inusual y una empatía hacia todos sus personajes que la convierten en un producto sólido y de categoría. El buque insignia de Sundance Channel, cuya cuarta temporada podría ser la última. La de la búsqueda y conquista de la felicidad.

 

En Twitter: @sanchez_josemi
En Facebook: /blogfueradeserie

Esta entrada fue publicada en Rectify, Sundance Channel. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a ‘Rectify’, en busca de la felicidad

  1. F.A. dijo:

    Precisamente ayer vi el final de la tercera temporada de esta serie 10…sólo pido que por favor no la alarguen innecesariamente, y que quizás con una temporada más de 10 episodios, como la segunda, nos lleven a la resolución del asesinato de Hannah…(¿fue Daniel…?..)….y a la nueva vida que nuestro protagonista ha empezado por fin a descubrir…pocas series con unos actorazos como “Rectify”…Aden Young para empezar… su madre, su hermana Amantha, y sobre todo su hermanastro Teddy…y la música de la serie, para terminar, la otra gran protagonista…deliciosa serie, una de las grandes sin lugar a dudas…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *