¿Hacía falta ‘Fear The Walking Dead’?

(Contiene spoilers de la primera temporada)

FTWD_Cliff-Kim_Alley

¿Hacía falta una serie como Fear The Walking Dead? ¿Qué cosas se podían contar que no se hubieran ofrecido en el producto original? Estas son las preguntas que los creadores de la serie deberían haberse hecho antes de lanzarse a realizar la primera temporada de Fear The Walking Dead (AMC), la precuela de The Walking Dead. Una serie que cuenta los inicios de la epidemia zombie y que tiene lugar en la ciudad de Los Ángeles.

El estreno de la serie no pudo ser mejor. Fear The Walking Dead arrasó en audiencia en su primer capitulo y se convirtió en el mejor estreno de la historia de la televisión por cable: 10 millones de espectadores y un rating de 6.3 puntos. Casi el doble de los datos registrados por su hermana mayor en el primer día de emisión, allá por 2010.

Es evidente que el primer capitulo de la serie funcionó con maestría, con un punto de partida muy novedoso que nos situó antes del estallido del apocalipsis zombie. Aquel capítulo, rodado en Los Ángeles, impresionó por su factoría visual, por su amplitud y por su complejidad en la composición de los personajes.

Sin embargo, el pulso narrativo bajó su ritmo a partir del segundo episodio, justo cuando Fear The Walking Dead pasó a rodar sus escenas en Vancouver, lo que la convierte en una serie al uso, con planos muy estrechos (con cuidado de que no se descubra el pastel) y pequeños ‘sustos’ más propios de la ficción convencional.

FTWD_Alycia-Frank_Passthrough

Este salto vino acompañado por una estructura narrativa poco novedosa. Fear The Walking Dead adoptó el mismo discurso que The Walking Dead: los personajes huyen, protegen a su familia, encuentran un resguardo y vuelven a huir. Nada nuevo bajo el sol. Salvo dos pequeñas intrigas que sí han despertado ligeramente nuestro interés: la responsabilidad del ejército en todo el desastre y la oportunidad que ofrece el mar como vía de salvación.

A partir de ahí, todas las intrigas personales, los dilemas internos, las penurias y los terrores ya nos eran familiares de The Walking Dead: el miedo a matar, la negación del horror, el amor a la familia, la supervivencia y el terror. Pocos asideros más nos ha ofrecido Fear The Walking, que se parece más a un producto al estilo de CSI: Las Vegas que a una precuela propiamente dicha.

Fear-The-Walking-Dead-106-Victor-Strand

También es cierto que el inicio de The Walking Dead tuvo poco que ver con su evolución posterior en la segunda temporada. En la primera, el desarrollo argumental de los personajes fue prácticamente nulo y se esperó hasta la aburrida segunda temporada para dar a conocer algunos de los detalles de la vida de los protagonistas. Por eso, todavía le daremos una segunda oportunidad a Fear The Walking. Sobre todo, tras la incursión del interesante personaje de Victor Strand (Colman Domingo).

Sobre los personajes principales, la ficción jerarquiza el relato en base a la relación entre Madison Clark (Kim Dickens) y Travis Manawa (Cliff Curtis). La primera, una actriz de quilates que nos ha hecho disfrutar mucho en el pasado en series como DeadwoodTreme. Y el segundo, un actor menor que resulta de lo más flojo de toda la serie (su cara siempre tiene la misma expresión). Nick (Frank Dillane) y Alicia (Alycia Debnam-Carey) son sus dos hijos y, todo hay que decirlo, son lo más interesante de la serie. El primero por su adicción a las drogas (excepcional reflexión en el último capítulo) y la segunda por su adolescencia truncada, que viene marcada por la pérdida del primer amor. Los dos tienen algo que contar.

FTWD_Elizabeth-Lorenzo_Graffiti

En torno a esta familia orbitan el resto de personajes: la exmujer Liza (Elizabeth Rodriguez), habitual en Orange is the New Black; su hijo Chris (Lorenzo James Henrie), al que hemos visto poco; y el torturador Rubén Salazar (Rubén Blades), un personaje que resulta de lo más estimulante para la trama. Los tres han sido lo más destacado en el apartado de secundarios, aunque ninguno de ellos ha conseguido sobresalir más de lo que lo ha hecho Victor Strand en dos capítulos.

Para la segunda temporada nos quedará saber si la serie continúa por los mismos derroteros que en sus seis primeros capítulos o si, por el contrario, tomará un camino diferente a su predecesora. Si no lo hace, los fans de la serie deberían conformarse con ver The Walking Dead, que emite en estos momentos su sexta temporada y de la que hablaremos en el blog próximamente.

 

En Twitter: @sanchez_josemi
En Facebook: /blogfueradeserie

Esta entrada fue publicada en Fear The Walking Dead, The Walking Dead. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a ¿Hacía falta ‘Fear The Walking Dead’?

  1. observacionurgente dijo:

    A mi (y a unos cuantos millones mas) me parece una serie estupenda, al que no le guste, que no la vea

  2. José Miguel Sánchez dijo:

    Evidentemente, los gustos son personales y a quien no le guste una serie no tiene por qué verla.

    Yo intento criticar siempre con argumentos y estoy abierto a la crítica y a la conversación libre.

    Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *