Down in the Treme

0621-clarke-peters-971512

Cuando uno regresa de Treme lo hace como si volviera de un viaje largo entre amigos. Se dice que se conoce a las ciudades por las personas que las habitan. Y tras el paso de la serie de David Simon por New Orleans, uno tiene la sensación de haber conocido, como en los grandes viajes, a las personas que habitan ese lugar que quedó devastado por el huracán Katrina en 2005 y que ahora intenta recomponer su historia a base de melancolía y recuerdos.

Como todas las apuestas que propone David Simon, creador de The Wire y uno de los directores y guionistas de culto de la HBO, Treme es una historia basada en la gota de agua que rompe la piedra. Cuando uno empieza a verla, tiene la sensación de haber entrado en la casa de un desconocido, donde es mejor sentarse en una esquina del sofá, no hacer mucho ruido, escuchar y procurar no decir ninguna tontería, no vaya a ser que los anfitriones te miren con mala cara.

La veracidad y el realismo, algo tan difícil de conseguir en televisión, es un territorio en el que David Simon se mueve como un francotirador en Stalingrado. Su pasado como periodista -ejerció durante más de veinte años en The Baltimore Sun-, hace que el director estadounidense sienta la necesidad de apoyarse de una cantidad ingente de documentación, siempre cerca de las fórmulas del documental y la recogida de testimonios sobre el terreno.

Por ejemplo, el caso troncal que acompaña a la serie durante sus cuatro temporadas es el asesinato de Joey Abreu, que investigan la abogada Toni Bernette (Melissa Leo) y el periodista L.P. Everett (Chris Coy). La historia está basada en un hecho real, el del periodista A.C. Thompson, que publicó en la web ProPublica sus investigaciones sobre el asesinato de Henry Glover, “un hombre de 31 años que fue disparado por un policía y murió poco después de que el huracán Katrina golpeara el estado de Louisiana en 2005”. Los policías implicados en el asesinato fueron enviados a prisión en 2011.

La serie nunca ha querido dejar al espectador con la boca abierta. Tampoco su ambición ha sido componer giros complicados que obliguen al director a dar una explicación sobre por qué una isla se mueve con un timón. El empeño en que todo parezca real obliga a David Simon a presentarnos la vida de unos seres humanos cuya existencia no siempre es apasionante. Por eso, los personajes van, vienen, se marchan y vuelven a regresar, provocando que el primer plano del escenario no tenga reservado un espacio principal para ninguno de los personajes. Su propia realidad los convierte, o no, en los protagonistas de la historia.

tumblr_mx7zj5SMws1qhgtrzo1_1280

Así que cuando uno está viendo Treme tiene la sensación de haber llegado a conocer un poquito más a esos personajes. Un auténtico éxito.

Difícilmente alguien ha trabado amistad alguna vez con un profesor que fabrica metanfetamina en su autocaravana o a un detective que investiga el complicado asesinato de mujeres en Louisiana.

Pero puede que sí conozca a una abogada testaruda como Toni Bernette (Melissa Leo), a un músico de cuna como Antoine Batiste (Wendell Pierce), a un hombre de férreas tradiciones como Albert Lambreaux (Clarke Peters), a una cocinera talentosa que busca la forma de sacar adelante su negocio como Janette Desautel (Kim Dickens) o a un adulto al que la marcha inevitable de la juventud le provoca tal melancolía que le obliga a exprimir cada minuto del día, como le ocurre al genial Dj Davis (Steve Zahn).

4 3

El resultado es un producto televisivo no apto para espectadores acostumbrados a emociones fuertes -si alguien ha visto The Wire, sabe de lo que hablamos-. Treme es más bien una larga novela de personajes polimórficos que te llegarán al corazón. Y si uno es músico, su visionado es de obligado cumplimiento: por la serie desfilan figuras como Elvis Costello, Dr. John, Steve Earle, John Boutte, Kermit Ruffins, Trombone Shorty, Coco Robicheaux, Big Sam, The Rebirth Brass Band, Glen David Andrews o la Treme Brass Band. Todos ellos pueden ser escuchados en una de las muchas listas que corren por Spotify sobre la serie.

El ‘This City’ de Steve Earle (que aparece en la serie junto a la violinista Annie, interpretada por Lucia Micarelli) es uno de los himnos de la serie. La canción obtuvo una nominación para los Emmy.

Su creador, David Simon, ha estado siempre peleando por un capítulo más de Treme, una temporada más, un poquito más de presupuesto. Es difícil convencer a una industria como esta de que hay que apoyar un producto como Treme. Pero, hasta el momento, el crédito de haber sido el creador de The Wire le reporta algunos beneficios. A pesar de que en la cabeza de sus creadores estaba llegar hasta una quinta temporada, la HBO dejó la última y cuarta temporada en solamente 5 capítulos.

Las frustraciones de David Simon se explican bien en una reciente entrevista, en la que afirmó: “Nadie veía nada de lo que yo hacía cuando se emitía en televisión. Te diré una cosa graciosa: en el último par de cenas que tuve con Richard (Plepler) y Mike (Lombard), los tipos que dirigen la HBO, los dos insinuaron que la audiencia en The Wire creció conforme se acercaba el final. Y yo seguía diciéndoles: “No, no lo hizo. Fue para abajo a partir de la segunda temporada”. Y ellos me contestaban. “No, no, fue para arriba a partir de los niños (la cuarta temporada de The Wire transcurre en las escuelas)”. Y yo les volví a decir. “No, fue para abajo”. Ellos me volvieron a mirar y siguieron diciendo: “¡No lo recuerdas bien! Mira los números”. Mirando atrás, podría parecer que The Wire fue un éxito en antena, pero no lo fue”.

0treme_wide-2932d107b936497b523836801f6dad5aacff4790-s6-c30

(alerta de spoilers)

La extremada compresión de la cuarta temporada provocó que algunos personajes quedaran sin cerrarse. Como explica David Simon en esta entrevista para Hit Fix, algunos detalles sobre la vida de Sony quedaron sin resolver, la trama de Toni Bernette y el caso de Abreu podría haber sido ampliado, la carrera de Annie tuvo que ir un “poquito rápida” y, en general, todos los personajes sufrieron un poco. Esa compresión provocó también que el matrimonio de LaDonna se rompiera durante las temporadas 3 y 4, con su consecuente elipsis, y que Janette abandonara el restaurante para montar el suyo propio.


CÓMO SE PASA LA VIDA, CÓMO SE VIENE LA MUERTE

Escribía Jorge Manrique en las coplas a la muerte de su padre:

Cómo se pasa la vida,
cómo se viene la muerte
tan callando,
cuán presto se va el placer,
cómo, después de acordado,
da dolor;
cómo, a nuestro parecer,
cualquiera tiempo pasado
fue mejor.

Leyendo estos versos, los personajes de Treme parecen haber leído al poeta español del siglo XV. Su desazón por la vida, que alumbra un recuerdo cuya luz es ya intermitente y lejana, les hace vivir en la melancolía. Sus vidas se vieron todas interrumpidas por el Katrina y luchan ahora por recuperar aquello que perdieron: una casa, una relación, una calle, un bar, un concierto, la vida de un ser querido.

“Mucho de lo que me interesa -dice David Simon- es, más o menos, lo que es real en el mundo (…) Teniendo la HBO en mente, lo que funciona a la hora de mantener a la audiencia no es algo que me interese hacer especialmente”.


¿QUÉ SERÁ LO PRÓXIMO DE DAVID SIMON?

La creación de The Wire suponía una auténtica obsesión para David Simon, una serie localizada en Baltimore en la que se seguía la pista de la droga a lo largo de los estamentos de la ciudad -la calle, las escuelas, la política, los medios-. Cuando la serie finalizó, Simon se lanzó a la creación de la corrosiva Generation Kill y después comenzó la creación de Treme. Ahora, una vez finalizada la serie de New Orleans, el director y guionista ya tiene nuevos planes en mente.

El próximo proyecto de David Simon será una miniserie de seis horas que contará la historia de Martin Luther King, basándose en la trilogía America: In The King Years, escrita por el premio Pulitzer Taylor Branch. El guionista estadounidense se ha comprometido a escribir la primera parte del proyecto.

6a00d8341bfb1653ef01a73d7fb057970d


Bonus Track:

1. ¿Te preguntaste cuál era la canción que volvía loco a Dj Davis en su coche en la cuarta temporada de Treme? Pues bien, el tema se llama Hurricane Season y es de Shorty.

2. La HBO acompañó cada una de las temporadas de unos vídeos que ampliaban la información de lo que sucedía en Treme, más allá de lo que podíamos ver delante de las cámaras. La serie cuenta con un amplio canal en Youtube.

En Twitter: @sanchez_josemi

En Facebook: /blogfueradeserie

Esta entrada fue publicada en David Simon, HBO, Treme. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Down in the Treme

  1. ALICIA dijo:

    Bien bien por este post sobre “Treme”…creo que es la más desconocida de las grandes series de HBO, junto con “Tell me you love me”…apenas hay blogs que la comenten, si bien parece que ahora es cuando se empieza hablar sobre ella, una vez saboreada y escuchada, porque “Treme” es música, y se ve, pero, sobre todo, se escucha…y la música en esta serie es algo más que música…interacciona con la historia, modela a los personajes, y habla por ellos.

  2. C.S. dijo:

    Hace poco que oí hablar de esta serie y la estoy viendo de tirón. Sí que es cierto que en España se ha promocionado muy poco. No es “The wire” pero tampoco lo pretende. Más que notable.

  3. M.A. dijo:

    No he visto esta serie, así que la apunto en la lista de “pendientes”. Si está la mitad de bien que “The wire” seguro que valdrá la pena.
    La semana que viene vuelven “Juego de Tronos” y también “Mad Men”: dos de las grandes….espero que nos hables de ello en los próximos post…los que hemos leído los libros de GOT sabemos a ciencia cierta lo que va a pasar en el episodio 9 de esta temporada que está a punto de empezar!!!….

  4. Álvaro dijo:

    “MIGHTYYYYYYYYYYYYYY
    COOOTIfiyooo.

    Indian red.
    Indiaaaaaaaan red”.

    Big Chief Albert Lambreaux.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *