¿Qué tipo de cuerpo de mujer posees?

 

Hola amigos, y especialmente amigas, puesto que supongo que por el titular, este artículo atraerá a primera vista en un porcentaje más alto al sexo femenino que al masculino:

¿Qué tal estáis pasando el veranito?

Ahora que las playas y las piscinas se llenan de cuerpos expuestos a las miradas ajenas, nos habremos dado cuenta de que no hay un cuerpo igual a otro, pero en cambio hay cuerpos que podrían asemejarse más entre ellos.

Digamos -que dentro de que cada anatomía es única-, podemos clasificar los diferentes tipos de forma de cuerpos de mujer, en cinco clases o prototipos.

En mi experiencia como entrenadora personal y preparadora física, he llegado a la conclusión de que no hay ningún tipo feo: todos tienen sus virtudes estéticas (es cuestión de saber sacarles partido), ya que precisamente el hecho de que todos seamos diferentes, nos da ese atractivo especial de hacernos únicos e irrepetibles.

¿Qué sería del mundo si todos estuviéramos cortados por el mismo patrón y/o tuviésemos los mismos gustos?

Para mí desde luego un caos…

Además, en el trato personal más estrecho con mis alumnos -y más concretamente hablando del sexo femenino puesto que este artículo está dedicado a él-, he ido descubriendo que la mayoría de las mujeres, de entrada no está conforme del todo con lo que les ha tocado por genética.
Y tanto es así, que les gustaría cambiar algún aspecto de su anatomía.

Hay cosas, que por supuesto podemos cambiar, puesto que no son genéticas, ya que son fruto de unos malos hábitos.
Si nos centramos en éstas y tratamos de mejorarlas, veremos cómo nos gustamos más, e iremos descubriendo cualidades estéticas que ni tan siquiera pensábamos que poseíamos, bien porque las perdimos hace tiempo, o porque nunca fuimos conscientes de que las tuvimos.
Pero yo pienso que nunca es tarde para ponerse “manos a la obra” rápido, porque lo último es quedarse parado cuando ya se tiene claro lo que se quiere para uno mismo.

A veces, la percepción que tenemos de nosotros mismos es muy diferente a la que tienen los demás de nosotros, y sí que es verdad que si nosotros nos vemos bien, nos encontramos más a gusto con nuestro entorno e incluso en la relación con los demás.

Por eso, siempre va a haber algo en nuestras manos que podamos hacer para mejorar de acuerdo con nuestro criterio, porque si se trata de nosotros mismos… ¿qué hay más valioso que nuestra propia opinión?
Hay ciertos aspectos en nuestro cuerpo que están determinados por la genética, y éstos sí que van impresos en nosotros como un sello, pero podemos hacer precisamente que los mismos resulten estéticamente bellos a través de un entrenamiento adecuado y unos buenos hábitos de acompañamiento.
Por ejemplo, el tipo de cuerpo que tenemos, se puede decir que nos ha tocado genéticamente.

Aunque los cuerpos femeninos están clasificados generalmente en cinco categorías diferentes, también existen las fusiones entre sí, no tratándose de un tipo de morfología pura.
Los tipos más generales son:

  • Cuerpo en forma de reloj de arena:

Esta clase de anatomía se caracteriza por tener los hombros y las caderas de la misma proporción y una cintura definida, con unas piernas estilizadas y bien torneadas.
También suelen poseer bastante cantidad de busto en proporción a lo estrecha que es su cintura.
Este físico, suele ponerse como ejemplo de canon de belleza, ya que en principio resulta el más proporcionado.

  • Cuerpo triangular (también llamado cuerpo con forma de pera):

Este tipo de cuerpo, se identifica a primera vista por tener los hombros más estrechos que las caderas.
Generalmente esta clase de mujer tiene menos busto, y tiende a almacenar más grasa en la zona de las caderas y las partes laterales de los glúteos (denominadas coloquialmente pistoleras o cartucheras).
La mayoría de féminas que pertenecen a esta categoría, suele tener la cintura bien definida, y las piernas poco estilizadas, siendo esto último más acusado en la parte superior de sus muslos.

  • Cuerpo rectangular o cuadrado:

Esta silueta se caracteriza por tener unas medidas muy similares en la parte de los hombros, en la cintura, y en la cadera, con lo cual, la zona media del cuerpo (la zona core) resalta muy poco, ya que este tipo de cuerpos aunque es proporcionado, resulta recto.
En este perfil de mujer, a menudo los brazos y las piernas son proporcionalmente al resto del conjunto delgados, y tienden a tener unos glúteos más bien planos y poco busto.
Hay mujeres que tienen el cuerpo en forma de reloj de arena, que con los embarazos y el hecho de no cuidarse, se transforman en este tipo de anatomía, porque se les ensancha la parte de la cintura al acumular grasa en dicha zona.

  • Cuerpo ovalado, redondo (también denominado cuerpo con forma de manzana):

Este tipo de cuerpo se distingue por tener la cintura ancha, los hombros redondos y tiende a tener las piernas delgadas.
El punto donde más grasa acumula es la zona del abdomen.
Una mujer por encima de su peso ideal que no tenga de por sí definición en la cintura, podría llegar a conseguir este patrón. Tiene también tendencia a acumular adiposidad en la espalda, y su abdomen suele resaltar más que su pecho y sus glúteos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

  • Cuerpo en forma de triángulo invertido: Estas féminas se caracterizan por tener los hombros más anchos que las caderas. Por lo general, la mujer que posee este prototipo de cuerpo, cuenta con unos hombros y una zona pectoral ancha. También suele tener una cadera estrecha, y unas piernas esbeltas junto con una cintura estrecha.

Como habéis visto, queridos lectores, cada arquetipo tiene su encanto, y ahora sólo se trata de saberlo lucir con la seguridad que nos da el gustarnos y el encontrarnos a gusto con él.
Yo estoy convencida de que si realmente hacemos algo por cuidar nuestra salud y nuestra estética, vamos a mejorar seguro.
😉

Rosa coche

 

Pero como todo, ya sabemos que si nos “cruzamos de brazos” y no hacemos nada por cuidarnos, con el paso del tiempo, nuestras virtudes las perderemos…

Rosa López (Personal Trainer & Fitness Coach)

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *