Mejora de la depresión y de la ansiedad a través del entrenamiento

Bienvenidos una vez más a un nuevo apartado de mi blog.

En este capítulo, vamos a tratar unos transtornos que actualmente, por nuestro modo de vida en el que a veces está presente el estrés, pueden hacer su aparición, y hay gran parte de la población afectada de ellos.

Me refiero a la depresión y a la ansiedad.

¿Qué puede hacer el ejercicio por nosotros para mejorar en ese aspecto?

Para empezar, cuando lo practicamos, creamos endorfinas.

Las endorfinas son péptidos (pequeñas proteínas) derivados de un precursor producido a nivel de la hipófisis, una pequeña glándula que esta ubicada en la base del cerebro. La palabra endorfina proviene de los vocablos endógeno que significa producido por el propio organismo y morfina un opioide que actúa sobre los receptores haciendo de analgésico. Cuando hacemos deporte esta glándula es estimulada, formándose endorfinas en el organismo, las que van a actuar sobre los receptores que causan analgesia, además de producir un efecto sedante similar a los que genera la morfina, un opioide exógeno conocido por estas mismas propiedades. Es por esto que las endorfinas son consideradas nuestros opioides endógenos, es decir producidos por nuestro organismo.

Cuando el organismo libera esta hormona, la persona tiene sensaciones de placer y bienestar, lo que ha llevado a las endorfinas a ser conocidas también como las hormonas de la felicidad. Esto no provoca adicción como las drogas, pero sí que es verdad que “engancha” porque nos hace sentir bien.
Los estudios demuestran que las endorfinas son capaces de inhibir las fibras nerviosas que transmiten el dolor, además de actuar a nivel cerebral produciendo experiencias subjetivas, que son sensaciones intensas, bien conocidas por los deportistas como son la disminución de la ansiedad y la sensación de bienestar. Además de la analgesia y sedación antes mencionadas.

No solo el deporte es un estimulo que nos hace secretar endorfinas, ya que en ciertas situaciones de estrés también se ha comprobado su producción al igual que en la acupuntura, las relaciones sexuales, la sugestión y también en ciertos bailes rituales o ceremoniales. Se ha demostrado que los ejercicios de resistencia, sí producen un aumento significativo en la secreción de endorfinas.

Es sabido que el ejercicio de resistencia tiene un potente poder antidepresivo, ya que tendría un rol importante en mejorar el estado anímico y subir la autoestima, efectos que probablemente, se cree, estarían mediados por las endorfinas.

Hasta el momento se ha demostrado que no existen diferencias significativas en la producción de endorfinas después de realizar el entrenamiento, entre hombres y mujeres.

Según estudios realizados por la ciencia, no todas las actividades físicas tienen igual estímulo sobre la liberación de endorfinas, ya que en una investigación se comprobó que la liberación de estas hormonas que producen sensación de placer, felicidad y tienen un efecto analgésico natural, es mayor cuando el ejercicio es de alta intensidad y genera un aumento de ácido láctico en sangre.

Es decir, según estos estudios, trabajar a alta intensidad genera mayor liberación de endorfinas y por lo tanto, mayor sensación de felicidad tras el esfuerzo, lo cual coincide con otra investigación en donde se comprueba que cuando el ritmo del ejercicio permite eliminar el ácido láctico producido por el esfuerzo, las endorfinas no se incrementan notablemente en el cuerpo.

Asimismo, se ha concluido en un estudio que la liberación de endorfinas es directamente proporcional al nivel del esfuerzo y a la duración del mismo, por lo que, si bien podemos sentirnos mejor tras un entrenamiento intenso y de corta duración, también podremos sentir felicidad si el esfuerzo fue de intensidad moderada pero de larga duración.

f

En resumidas cuentas, las actividades que nos hacen más felices son aquellas que generan estrés en el organismo, pues en respuesta a éste es que se liberan endorfinas, por eso, ejercicios de alta intensidad o de larga duración que incrementan la concentración de ácido láctico en el cuerpo son las que inducen a una mejor sensación tras el esfuerzo consecuencia de una mayor producción de hormonas de la felicidad.

Evidentemente el ejercicio es un arma terapéutica que no puede ser reemplazada por la medicina convencional, y que solo depende de nosotros poder realizarla.

Después de leer este artículo, ¿no crees que es momento de pensar en empezar a hacer algo que te pueda motivar y “enganchar”?

Hablando de enganchar, ¡¡¡¡¡ ahora viene lo mejor !!!!!

Para deleite de mis alumnos o interesados en serlo, debido a la gran asistencia a los cursos que estoy impartiendo en el Polideportivo Larraona de Pamplona , y atendiendo a la demanda de los mismos, voy a abrir un nuevo grupo de entrenamiento de TONIFICACIÓN MUSCULAR, los lunes y miércoles de 14:30 a 15:30 horas, además de los grupos que ya están vigentes.

Los interesados pueden ponerse en comunicación conmigo a través de este correo electrónico: rosabratz8@gmail.com.

Estaré encantada de poder ayudarles y resolver sus dudas.

Tenemos una cita la semana que viene aquí en otro nuevo apartado.

Mientras tanto… ¡¡¡¡ ser felices !!!!

Rosa López (Personal Trainer & Fitness Coach)

 

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *