¿Corresponde tu edad cronológica con tu edad fisiológica?

Buenos días, tardes o noches (en función de cuando decidas leer este artículo). Porque, ¿qué es el tiempo? Algo que sucede y pasa inexorablemente.Tanto es así, que vamos cumpliendo años queramos o no.
¿Te habías preguntado alguna vez si tu edad cronológica (la edad que refleja tu DNI) corresponde con tu edad fisiológica?
Quizás se te había ocurrido pensar que una persona aunque tenga una edad concreta porque nació en una fecha determinada, puede funcionar a nivel fisiológico y funcional de una manera totalmente incorrespondida con el día de su nacimiento, porque actúa -en todos lo aspectos- de una manera más juvenil, o por lo contrario aparenta ser mayor.


Uno de los parámetros que se tienen en cuenta a la hora de llevar un control de nuestro organismo, es el de la edad metabólica.
La edad metabólica es la edad real de nuestro cuerpo a nivel fisiológico. Esta puede diferir de nuestra edad biológica real, y nos indica si nuestro cuerpo se encuentra en forma.

Un estilo de vida saludable que incluya una alimentación sana y equilibrada, aportando los nutrientes necesarios, y un ejercicio físico regular, además de intentar evitar tóxicos (alcohol, tabaco, drogas, etc.), nos va ayudar a mantenernos mucho más jóvenes. Esto ocurre no sólo a nivel externo, sino que también repercute en el estado de nuestros músculos, huesos, articulaciones y órganos internos.
Existen exámenes de composición corporal, que deben realizarse (junto con los exámenes médicos pertinentes) antes de comenzar un programa de entrenamiento, a través de los cuales podemos conocer cuál es la edad metabólica de nuestro cuerpo.

 

Uno de los métodos más utilizado para conocer la edad fisiológica es la bioimpedancia, por mediación del cual, a partir de las mediciones de masa grasa, masa magra, grasa visceral, densidad ósea, edad biológica y cálculo del metabolismo basal, podemos obtener el dato exacto de la edad metabólica.

También añadido a lo anterior, otros marcadores biológicos del envejecimiento corporal pueden ser la presión sanguínea, los niveles hormonales y de colesterol, o el umbral visual y auditivo, con los cuales se puede hacer una medición mucho más precisa del estado físico de una persona.
La edad metabólica es diferente a la edad cronológica o biológica, debido a que se trata de la edad real de nuestro cuerpo a nivel fisiológico, la cual es resultado del cálculo y comparación de la tasa metabólica basal individual, frente a la tasa metabólica basal promedio por edad.
Además, a través de unos estudios, se ha podido crear una calculadora on-line que nos ayuda a obtener nuestra edad metabólica introduciendo unos simples parámetros al alcance de todos.

Los datos que se necesitan para obtener la edad metabólica son: sexo, edad, la frecuencia con la que se realiza ejercicio a la semana y la intensidad y duración del mismo, la medida de nuestra cintura y la frecuencia cardíaca en reposo. Introduciendo estas reseñas en dicha calculadora, se obtiene el consumo máximo de oxígeno estimado y la edad metabólica.
No obstante, para que el resultado sea más exacto, lo más adecuado es acudir con especialistas para que te practiquen los respectivos exámenes de composición corporal.

Si la edad metabólica es menor que la edad real, es fantástico, porque refleja que estamos muy en forma.
Sin embargo, si la edad metabólica es mayor que la edad real, puede significar que tenemos problemas de salud y que debemos cambiar nuestros hábitos. Deberíamos plantearnos empezar a realizar algo de ejercicio (adaptado a nuestras circunstancias), y a revisar nuestra alimentación (empezando a adoptar hábitos más saludables).
Lo mismo ocurre con los tóxicos (empecemos a equilibrar la balanza), si queremos mantenernos jóvenes.

¿No crees que es un buen momento para empezar?

IMG_20150829_235747

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Rosa López (Personal Trainer & Fitness Coach)

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *