¿Podemos reducir contorno de la zona abdominal?

Bienvenidos una vez más a este espacio de Fitness, salud, estética y bienestar.

El tema de hoy, es un asunto que trata una zona que a la mayoría de los mortales nos “trae de cabeza”, puesto que es una de las áreas de nuestra anatomía donde más grasa se acumula y más flacidez existe, porque con el paso del tiempo, las malas posturas corporales, la falta de ejercicio y una dieta desequilibrada, estas fibras se relajan y se distienden. Al perder consistencia, facilitamos la acumulación de grasa subcutánea, dificultando la utilización de este nutriente como fuente de energía. De esta manera se facilita que aparezca la indeseada “barriga”.

Con los ejercicios adecuados, esto se puede corregir, consiguiendo que las fibras musculares recuperen su consistencia y firmeza, reforzando y haciendo reducir nuestro perímetro de la zona abdominal.

Image result for cinturon fitness

Además de ejercitar el recto del abdominal, se debe de atender siempre en esta cuestión a los abdominales transversos. Al ser un músculo constrictor, su función es la de reducir y limitar la distensión del resto de la musculatura abdominal.

Son muy importantes también los oblicuos y debemos ejercitarlos, ya que estabilizan a la hora de reducir la presión intradiscal en la región dorso-lumbar de nuestra columna vertebral, protegiéndonos y ayudando a evitar posibles dolores de espalda en esa zona.

Incluye en tus rutinas movimientos que impliquen una activación en mayor o menor grado a los oblicuos y transversos del abdomen, aunque en ese momento estés trabajando el dorsal, por ejemplo. Porque recuerda, que todo suma.

 

Image result for mapa abdominal musculos

La cualidad más destacada en la función estabilizadora del abdomen es la fuerza-resistencia. Debido a eso, el número de repeticiones en las rutinas de abdominales suele ser bastante elevado.

Los ejercicios de Kegel pueden ayudarte en tu propósito, ya que en su realización se ven implicados tanto el transverso como el oblicuo del abdomen. Para llevarlos a cabo simplemente tienes que contraer y elevar la musculatura del suelo pélvico, mantenimiento esa posición durante unos segundos para volver a la situación inicial y terminar relajando la musculatura para empezar un nuevo ciclo. Estos ejercicios, no son sólo recomendables para mujeres, después del parto o para prevenir incontinencia urinaria, sino que a los hombres también ofrecen números beneficios como evitar problemas de próstata o disfunción eréctil.

 

m resultado de la imagen de cintura corsé

 

Los abdominales hipopresivos también te pueden ayudar con este propósito.

Hay hábitos de tu vida que deberás cambiar como ser más activo, hacer más ejercicio y entrenar los músculos de tu anatomía para acelerar tu ritmo metabólico basal, además de llevar una alimentación sana.

Tonificar esta zona y reducir su contorno es un poco complejo, pero es cuestión de ser constante en la eficacia, y no abandonar el objetivo si no vemos los resultados que queremos rápidamente, ya que esta lucha es una “carrera de fondo” y no un “sprint”.

Lo importante es ponerse “manos a la obra”, ya que si nos cruzamos de brazos, la situación no va mejorar precisamente…

Rosa López (Personal Trainer & Fitness Coach)

Publicado en Sin categoría | 1 comentario

Poseer un ‘cuerpo 10’… ¿depende de ti?

Hola:
¿Cómo estáis, amigos?
Si estamos leyendo este artículo es porque quizás su título nos ha parecido atractivo, o cuando menos hemos sentido cierta curiosidad en leer su contenido.

Estamos muy acostumbrados -y es innegable- aunque más de una vez nos cueste reconocerlo, a que la imagen que una persona proyecta al exterior, sea su carta de presentación, y a que esta misma repercuta en nuestra primera relación con la sociedad. Por supuesto que la imagen además de nuestro cuerpo, es el conjunto en general de nuestra persona: el rostro, el pelo, la mirada, la voz, la expresión, los gestos, la manera de hablar, la forma de comportarnos, la indumentaria, etc., pero en este post nos vamos a centrar más en dirigir la atención a nuestra anatomía.

El cuerpo perfecto es algo que la sociedad actual dictamina frecuentemente con unos cánones establecidos por los medios de comunicación, porque ¿quién no ha visto un cuerpo ’10’ en un anuncio de televisión prometiéndonos una salud y una belleza que se derrocha por todos los poros de la piel de los modelos que lo protagonizan?

Por otro lado, internet nos bombardea sin cesar con anuncios de productos adelgazantes, las teletiendas nos garantizan un cuerpo ideal tratándonos de vender máquinas “milagrosas” -cada día diferentes-, pero siempre con unos resultados espectaculares.
También habremos visto y por qué no, leído algún artículo que rezaba en su titular algo así: “Cómo conseguir un cuerpo 10”, etc.

Y tantas, y tantas veces hemos tratado de descubrir “la clave”, con intentos fallidos… dándonos cuenta de que no existen los milagros, y de que la búsqueda de ese “cuerpo perfecto”, o mejor dicho, que creemos perfecto, es una utopía.

Los medios de comunicación, lejos de ayudarnos a sentirnos satisfechos con nuestro propio cuerpo, son capaces de crearnos una gran inseguridad en nosotros mismos, pudiéndonos abocar a tener transtornos como la anorexia nerviosa, la bulimia, la vigorexia… puesto que las fotos que se publican en las revistas están retocadas, y nos ofrecen una realidad distorsionada. Viene bien recordar que los modelos que salen en ellas son tan humanos como nosotros, y como tal, tampoco son perfectos (la perfección es totalmente subjetiva).

A raíz de mi experiencia como preparadora física y entrenadora personal, he llegado a la conclusión de que el “cuerpo ideal”, en realidad se consigue cuando logras obtener una armonía en las formas, y eso lo hace verdaderamente bello y atractivo para los ojos que lo observan…

DSCF1353-1

SI TIENES CLARO QUÉ QUIERES CONSEGUIR Y A DÓNDE QUIERES LLEGAR, DEBES TRAZAR TU PROPIA SENDA DISEÑADA POR TI. NADIE LO PUEDE HACER MEJOR QUE TÚ… Rosa López (Personal Trainer &Fitness Coach)

El verdadero cuerpo perfecto se alcanza cuando hay un maravilloso entendimiento entre la mente y el cuerpo; cuando una persona se encuentra ciertamente a gusto con su anatomía, y esto, solamente se puede lograr de una manera individual, personal, e intransferible.

 Llegar a conseguir esto, es un proceso que requiere poner de nuestra parte, porque en cierta medida, ello requiere un orden y un grado de disciplina para aplicar la fórmula que tengamos que emplear en cada momento.

Pero como seres humanos, estamos de enhorabuena en este aspecto, ya que tenemos una grandísima ventaja que se puede convertir en un arma muy poderosa en nuestras manos: la razón.

Ésta, hace que consigamos de nosotros mismos lo que queramos hacer, por supuesto dentro de unas espectativas realistas, siendo conscientes de nuestras limitaciones, para no llegar a la frustración, porque hay cosas que aunque nos empeñemos, no podemos cambiar, porque vienen impresas en nuestra genética.

Debemos saber que somos seres mortales, y como tal, tenemos nuestras imperfecciones y limitaciones, y esto precisamente hace que seamos seres únicos e irrepetibles, y no muñecos fabricados en serie (y aun así, no saldríamos milimétricamente similares).

El cuerpo que nos va a dar satisfacción interior, es aquel que nos proporcione una calidad de vida funcional, y en resumidas cuentas, que se encuentre sano para moverse por la vida.
Para todo ello, hay una serie de cosas que nosotros podemos aplicar, que nos pueden ayudar mucho a conseguirlo, ya que repercuten en el estado armónico físico-mental:

– Procura llevar un orden en tu vida, que te pueda proporcionar tiempo y espacio para las cosas que tú consideres importantes, y que te hagan sentir satisfecho en tu fuero interno. Esto te llenará tanto, que ya no querrás salir de esa dinámica tan fácilmente…

– Mantén tu mente activa, ya que si tu intelecto está enérgico, te aportará el estado perfecto para mejorar tu condición física de la mejor forma.

– Hazte con un programa de entrenamiento que te resulte eficaz, y sé disciplinado con él, para que tus objetivos -fundamentados sobre una base real- se lleven a cabo.

– Conserva unos hábitos que te lleven a mantener una alimentación equilibrada.

Evita tóxicos que puedan perjudicar a tu cuerpo y a tu mente: esto te dará mayor equilibrio, bienestar y paz interior.

Piensa en positivo, lo mejor para verse bien es estar mentalmente apto para ello.

No te obsesiones. Todo en su justa medida. La disciplina es la clave para llegar a la meta propuesta, pero las obsesiones no nos llevaran más que a llevar a nuestro cuerpo a límites excesivos.

No creas en las “fórmulas milagro” ni en los “productos prodigiosos”, pues realmente no existen. La fórmula más eficaz depende de tu dedicación y tu esfuerzo: “aquí no hay nada, a cambio de nada…”.

– Recuerda que como ser humano que eres, dispones de algo que no se puede pagar ni con todo el oro del mundo. Para mí es el valor más preciado: la voluntad. A través de esta cualidad tan suprema, podemos dirigir nuestros actos hacia el cumplimiento de nuestros sueños más realistas (porque ante todo debemos ser objetivos con nosotros mismos).

En resumidas cuentas, el cuerpo perfecto es una utopía, puesto que la perfección es algo totalmente subjetivo, y en su búsqueda -inevitable y agotadoramente incesante- siempre estaríamos insatisfechos.

Lo que sí realmente va a hacer que nos sintamos dichosos con nosotros mismos, es el hecho de aplicar en nuestra vida hábitos saludables, no sólo por estética sino también por salud, para sentirnos bien por dentro y por fuera. Asimismo, mejorarán nuestras relaciones internas (con nosotros mismos) y externas (en la relación con los demás), además de muchos otros aspectos de la vida…

Rosa López (Personal Trainer & Fitness Coach)

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Entrenamiento con pesas: nuestro imprescindible aliado femenino

Hola mis seguidores (respecto a lo que el tema deportivo se refiere), nos encontramos una vez más en un espacio que cuando menos, nos va a parecer muy interesante.

😉

Si es la primera vez que accedes a este blog o bien porque Google te ha llevado hasta aquí a través de tu búsqueda o directamente desde Diario de Navarra, bienvenido!!!

🙂

Hace mucho tiempo que tengo en mente realizar este artículo, puesto que es algo que desde siempre lo he hablado, pero nunca lo había llegado a plasmar en unas líneas.

El tema hace referencia a lo inimaginablemente beneficioso que puede resultar un entrenamiento de trabajo específico muscular para el sexo femenino.

m resultado de la imagen de mancuernas pesas rosa

Si para el hombre es importante -y más diría yo: imprescindible– para la completa puesta en forma, imagínate para las féminas, que ya por el simple hecho de haber nacido con esta condición, disponemos de menos masa muscular y más grasa corporal en la composición de nuestro cuerpo respecto al sexo masculino.

Si últimamente el running no te hace ver los resultados a pesar de esforzarte más que tus compañeros varones, y ellos progresan mucho más rápidamente, quizás éste artículo te pueda abrir los ojos a la antesala del descubrimiento de algo que estaba ahí, pero que siempre lo veías ajeno a tí: el trabajo con pesas.

Ya sea con la carrera, el yoga, un plan de pérdida de peso o con cualquier otro deporte, son muchas las mujeres que se estancan y no consiguen los resultados que buscan. El motivo es sencillo: no realizan un buen entrenamiento de fuerza. ¡Pero ellos tampoco!, estarás pensando. Eso es porque no tienes claro que hacer pesas es todavía más importante para las mujeres que para los hombres.

resultado de la imagen de pesas estafadores simbolo Sexo Femenino

 

¿Los hombres y mujeres somos tan diferentes?

Como norma general, mujeres y hombres no actuamos, sentimos, pensamos ni respondemos de la misma manera. Pero, ¿somos distintos a la hora de entrenar? ¿Percibimos de distinta manera los efectos de los entrenamientos?

Hombres y mujeres tenemos a nivel funcional la misma capacidad para desarrollar fuerza y velocidad. En general, las mujeres poseemos fibras musculares más pequeñas, teniendo la misma habilidad para desarrollar la fuerza y la velocidad, pero no para adquirir las mismas proporciones de masa muscular debido a diferencias hormonales.

También somos diferentes a la hora de perder grasa. Si un hombre y una mujer empiezan un programa de entrenamiento para la pérdida de grasa con una intensidad similar, es muy probable que ella alcance más tarde su objetivo. No se trata de falta de esfuerzo o fuerza de voluntad, todo lo contrario: los motivos son científicos.

Las hormonas son las grandes responsables de esas diferencias. En realidad, ambos géneros tenemos los mismos tipos de hormonas en nuestro organismo, lo que son radicalmente diferentes son las cantidades de estas mismas.

El estrógeno y la progesterona son las hormonas predominantes en el cuerpo femenino, mientras que la testosterona, la hormona masculina por excelencia que promueve la ganancia de masa muscular, se encuentra en pequeñas cantidades.

resultado de la imagen de mancuernas pesas rosa

A lo largo del ciclo menstrual, las cantidades de hormonas en sangre fluctúan bastante, lo que puede producir cambios del estado de ánimo, variación en el apetito y retención de líquidos, situaciones que dificultan seguir un programa de entrenamiento.

Además, cuando la mujer llega a la menopausia descienden los niveles de estrógeno, el metabolismo se desacelera y la grasa se almacena con más facilidad. Por eso es tan importante para las mujeres seguir un plan de entrenamiento y una alimentación equilibrada que permita mantenerse en forma en ese periodo.

¿Te gustan los cuerpos definidos y con curvas? ¿ O los cuerpos que independientemente de la talla que vistan resulten “lisos” y no digan nada visualmente en cuanto a la anatomía se refiere?

Pues entonces, aquí tienes clara la respuesta: empieza a interesarte por el tema, y sobre todo, si vas a iniciarte en ello, te recomiendo que sea con un buen plan de entrenamiento bien estructurado, diseñado y programado en función a tus necesidades.

De esta forma canalizarás tu esfuerzo, y ahorrarás muuuucho tiempo. Y sobre todo y lo más importante: podrás conseguir tus objetivos, siempre que sean realistas.

resultado de la imagen de mancuernas pesas rosa

Así que… empieza a entrenar y hazte amiga de las pesas!!!!

Te lo dice una “enamorada de los antiguos hierros”.

Rosa López (Personal Trainer & Fitness  Coach)

 

Publicado en Sin categoría | 4 comentarios