El Brujo de Arre

Días atrás y al ser preguntado por un resultado para el Eibar-Osasuna el capitán, Roberto Torres, no se cortó un pelo de la cabeza ni de la barba y fue claro: victoria por 1-3 con goles de Sergio León, David García y uno suyo. Ale, más claro y templado no se puede ser. Y eso sin traje azul con estrellitas amarillas y varita en la mano, a lo Mago Merlín. A pelo y sin red ni ensayo. Así es el Brujo de Arre. Porque Robertito demostró con semejante vaticinio tener un ramalazo de brujo que ni Martín Monreal y su querida Campanas.

Riesgo contempla el cuero en el fondo de su jaula mientras Sergio León celebra una de sus obras. EFE

Riesgo contempla el cuero en el fondo de su jaula mientras Sergio León celebra una de sus obras. EFE

No sé si el capi había visionado cómo fue el encuentro. La verdad es que de ser así, sangre de horchata tiene el 10. Porque si a los 18 segundos Escalante, beneficiado por una defensa contemplativa que se dedicaba a mirar al respetable en busca de Luna y Sergi Enrich, por aquello de los vídeos calurosos imagino, colaba un golazo con el exterior y desde la frontal que Nauzet vio pasar a mil kilómetros de altura y contempló cómo bajaba de golpe, pegaba en el travesaño y se colaba para adentro. Ni medio minuto y ya hemos tirado por la borda lo planificado en dos semanas. Si es que…

No sé si el capi había hablado con Sergio León. O con Digard. O con Oriol Riera y el resto de compis. Pero el caso es que Osasuna empezó a funcionar tras el varapalo inicial y las estrellas parecieron alinearse. Se alinearon junto a los planetas cuando tras un par de acometidas rojillas sin premio, un centro de Berenguer desde la izquierda tras despejar la zaga armera un córner iba a la cabeza de Sergio León que ponía el empate.

Lagarto, lagarto, que por si fuera poco, tres minutos después, la mala suerte y la confianza se cebaba con el exrojillo Asier Riesgo y Sergio León achuchaba, le robaba la pelota antes de que pateara y marcaba el 1-2. Sapos, culebras y batracios que dicen en el conxuro de la queimada, que meigas dicen que las hay pero esto empieza a ser raro. Vale, que no ha marcado el segundo David García, pero tal y como ha comenzado el cuento hay que ver cómo cambia la cosa en un tris…

Tris tristes tigres habría que echarles a los rojillos de atrás, que si salen de rosa, con orejas y rabos peluditos a lo conejo pomponero, nadie se da cuenta del cambio. Y es que la bisoñez en defensa volvió a condenarnos al filo del descanso, cuando el 45 llegaba al crono y Bebé centraba para que Sergi Enrich la clavara. La pelota, que de lo otro mejor no comentarlo. Pero es que la facilidad con que nos ganan los saltos, nos hacen gol y nos crean jugadas de riesgo, que no de portero, calman al cielo, que diría la otra…

No sé qué les dijo la Bruja de Campanas, pero el Brujo de Arre lo retuvo en la cabeza hasta el final del segundo tiempo. Si en el primer minipartido se empataba a dos goles, el segundo se ganó por la mínima. Pero sólo por la mínima en el marcador. En el verde cambiaron las tornas. La defensa se entonó y trabajó de manera conjunta, con lo que lo agradece el equipo y, especialmente, Nauzet. El centro del campo cerró la marcha del Eibar, con un Digard que demostró que nos va a dar mucho, suplido por un Fausto Tienza que parece un tractor Hanomag Barreiros. Y arriba esa dupla da miedo, el trabajo incansable de Oriol Riera, enorme en el esfuerzo, el apoyo y la pelea, y la definición del killer y ya estrella rojilla de la temporada, Sergio León. Aunque el que desequilibró la balanza, haciendo buena su visión, fue Roberto Torres.

La jugada nació en el centro del campo, creció por la izquierda del ataque rojillo, se templó al borde del área, con Oriol Riera abriendo a la diestra, lugar por el que aparecía Oier Sanjujro corriendo con sus problemas de espaldas a la ídem. Centro largo que vio venir el Brujo de Arre. Cuero que cae como la nieve, amaga con la derecha el empalme y la pincha dulcemente, acomodándola a la zurda y pateando con ésta raso, cruzado, haciendo inútil la estirada de Riesgo y su pierna izquierda.

Osasuna aguantó hasta el final. Osasuna cerró bien, pasó apuros, como no puede ser de otra manera. El que quiera ver goleadas y no sufrir que se haga de Barça, del Atlético o del Real Madrid. A nosotros nos va la pelea, la marcha. Y acaba de comenzar lo bueno. Primer triunfo, se ha abierto el melón, entre Torres y León llevan siete de los 10 goles del equipo. Hay centro del campo. Ahora a currar y a ajustar la defensa, que es semejante a una escopeta de feria de tercera categoría.  Cuando Robertito limpie la bola de cristal, que se pronuncie. Capi, ¿resultado y goleadores para el encuentro del viernes contra el Betis? Que las casas de apuestas pagan bien…

¡Hasta la muerte, Forofillo hasta la muerte!

 

Comentarios (2)

(Comentarios cerrados)

 
  • Miguelito
    18/10/2016 | 17:43

    Entre brujos y brujas Osasunistas, han roto el maleficio de empates y derrotas, además, fuera de casa 🏡 y además contra un equipo con muchos más puntos que los nuestros. No hay hechizo que dure 8 jornadas de liga.

     
     
     
  • rojillo
    18/10/2016 | 21:21

    Hola ?me podría alguien indicar la manera en que Osasuna ha invitado a 17 socios no compromisarios a ir a la próxima Asamblea? Yo me he enterado porque he leído hoy en el diario que ya no había plazas? ¿Será esto como las famosas listas oficiales de compromisarios que la Junta manejó a su antojo?