¡Qué rotaciones ni qué zarandajas!

Pero vamos a ver, míster, ¿a estas alturas de la película y seguimos sin saber en qué equipo estamos?¿Cómo podemos trata de imitar a los grandes, a esos equipazos que se la juegan en la liga doméstica, la de aquí, y en ligas allende los Pirineos?¿Acaso no sabemos quiénes somos, de dónde venimos y, lo que es más importante, hacia dónde vamos? Somos Osasuna, y las rotaciones sólo se hacen en la Copa del Rey. Puntopelota. Que tampoco es que los chavales estén tirando de pico y pala, ¿no? Que son jóvenes, fuertes, en algunos casos guapos y atléticos, malo sea que no me aguanten tres partiditos en una semana… Porque tanto variar el equipo, tanto cambiar y mover las fichitas a uno le vuelve loco. Imagino que a los jugadores, lo mismo…

Tarjeta amarilla, tres golitos y, de postre, lesión. El pobre Mario no tuvo su tarde. EFE

Tarjeta amarilla, tres golitos y, de postre, lesión. El pobre Mario no tuvo su tarde. EFE

Llevamos seis jornadas. Dos empates y cuatro derrotas. Sangría de goles en contra, con 13 encajados y ya somos los segundos más goleados. Manda bemoles que el más goleado, el Sporting, tenga cinco puntos más, pero bueno. En lo ofensivo, ni frío ni calor. Cinco chicharricos marcados con variedad de goleadores. Y por lo menos, dentro de lo que cabe, tenemos la salvación a una victoria, que con lo poco que llevamos, es una ventaja. Eso sin contar que estamos más que acostumbrados a vivir en estos lares peligrosos, cosa que otros equipos no, y esa experiencia al final nos beneficia. Pero las rotaciones, no.

No nos benefician las rotaciones, míster. Si Jaime Romero está jugando bien, sigue jugando. Y fuera de casa, contra equipos del potencial del Villarreal, defensa de cinco. Parece que hemos olvidado la base que nos ha devuelto a la Primera, esa base para hacer la casa por los cimientos y llegar al ático que es la defensa segura, cerrojazo y que se sume, por lo menos, un punto, el cerocerismo. Ya llevamos seis jornadas, estamos en la liga de los ricos y se nos han pegado esos aires de grandeza. No, no y no.

Modestia y empatía, amigo Martín. En casa se salta con el cuchillo entre los dientes, fuera con el autobús y sin confiarnos que, si no, somos muy malos. Sin rotaciones, vamos a ir teniendo un once tipo, un once base que se modifique lo justo y que sirva para dar confianza, juego y, lo más importante, para sumar puntos que es lo que cuenta. Así lo reconocía el bueno de Torres al terminar el partido de El Madrigal.

Si algo funciona, no me lo toques. Los experimentos tipo Fuentes-Clerc se hacen en Tajonar, una mañanita que haga frío para ver si se entra en calor. Pero cuando haya competición, seriedad, por favor. Hay equipo y sabemos que va a costar dar con la tecla, pero las cosas que funcionan hay que mantenerlas. Que si no, lo pagamos caro. Pagamos caro el poner esa banda izquierda con dos laterales, autopista por la que nos entraron en los tres goles. El primero, balón a la espalda de Fuentes, centro y gol. El segundo, otra vez a la espalda, corte al interior, despeje y penalti. El tercero, cortando desde esa banda hacia el centro para, otra vez, ganar la espalda y encajar.

Menos mal que tenemos a Sergio león. Y a Jaime Romero. Y al debutante Álvaro Fernández, por cierto, imbatido en todo lo que lleva disputado. ¿Que son sólo 45 minutos? Eso que se lleva el chaval para el cuerpo, candidato al Zamora este año por los números de su estreno. Aunque también es cierto que el 3-1 condicionó buena parte del segundo tiempo, que el Villarreal tenía ventaja suficiente para relajarse y pensar en la Europa League, que los nuestros pudieron acercarse algo más. Pero si llegamos a meter alguna de las que tuvimos en el segundo período y ponemos el luminoso en 3-2…

El caso es que las conejadas en defensa nos vuelven a condenar. Farolillos rojos, el color es lo único que nos hace no ser tan pesimistas ya que es nuestro color. Ahora empieza un rondito de cuatro partidos interesantes donde se deben recoger los frutos. Las Palmas, Eibar, Betis y Athletic Club. Y nos plantamos en la jornada 10, a ver con qué puntaje. Pero hasta entonces, tranquilidad, calma y buenos alimentos, que quedan cosas por pulir.

La defensa. Que alguien diga a la chavalería que estamos ya en Primera, no se puede ser tan conejo y dejarse ganar las espaldas. Juntitos, atados por una cuerda imaginaria de la cintura y todos en bloque al defender, saliendo al unísono al atacar. El centro del campo, con mimbres, con Oier y Torres acompañados de Mérida (o De las Cuevas cuando se recupere) puede darnos juego, de hecho lo está haciendo. En ataque es impepinable que Sergio León es titular sí o sí. ¿El resto? Dependiendo del encuentro se tira de Oriol o de Riviere. A mí, sinceramente, el francés me deja templado. Mucho fuego de artificio en su fichaje pero no me ha demostrado nada. Habrá que hacer como con el equipo: esperar.

Este es el resumen. Eso sí, la máxima de las rotaciones va a misa. Se cambia y se meten los menos habituales en la Copa, oigan. ¿Que se cansan? Repito, no están picando piedra. Juegan tres partidos en una semana, 270 minutos, genial. Yo eso lo trabajo en media jornada, y eso que tampoco ando levantando fardos de trigo de a 25 kilos cada uno. Para eso está la planificación, leñe, que luego se nos pegan del 2 al 17 de octubre sin pegar chapa por compromisos de selecciones. Pues ea, que lleguen al parón cansaditos o, como dirían los técnicos de la vieja escuela, rodaditos y con kilometraje.

¡Hasta la muerte, Forofillo hasta la muerte!

 

Comentarios (4)

(Comentarios cerrados)

 
  • Rojilla
    25/09/2016 | 21:54

    Totalmente de acuerdo en todo lo que dices. Venga rojosssss!!!!! Aúpa OSASUNA

     
     
     
  • Miguelito
    25/09/2016 | 21:57

    No nos rasguemos las vestiduras, tenemos que pensar que lo de la temporada pasada fué otro milagro de Martín, tenemos que pensar que terminamos sextos con los mismos puntos que los octavos y tenemos que pensar en disfrutar de éste regalo y sobre todo, no rasgarnos las vestiduras.

     
     
     
  • JAS
    26/09/2016 | 11:36

    Y no ser tan lerdos de decir cosas como “aprovechemos el momento, que estamos en primera…” y tonterías por el estilo. Seamos consecuentes y a enderezar este barco YA…

     
     
     
  • JAS
    26/09/2016 | 19:21

    Espabilad pronto, que el tren ya está en marcha y se va…