Partidazo sin premio final

Como los cupcakes o los muffins, al partido de Osasuna contra el Sporting de Gijón le faltó sólo la guinda, la baya o la fresita en lo alto para coronar una mañana de dulce, diabética total como la Esteban, pero con formas muchísimo más placenteras y agradables. Suculento encuentro, podríamos decir, al que le faltó eso que cuesta millones en el fútbol. Y no me refiero a la suerte, sino al gol. Un chicharrico y a estas alturas estamos hablando de la promoción, por lo menos. Pero, la tal Fortuna fue esquiva con los nuestros. Por lo menos se sumó un punto, que tal y como andan las tornas de esta Liga Adelante, es oro puro.

¿Dónde estará mi gooool? Emulando a Manolo Escobar parecía Nino, el hombre gol de Osasuna. STEFAN D.G.S.

¿Dónde estará mi gooool? Emulando a Manolo Escobar parecía Nino, el hombre gol de Osasuna. STEFAN D.G.S.

Merino y David García en el doble pivote, Lotiès y Vujadinovic en el centro de la defensa. Y el resto, casi los mismos. ¿Resultado? Bueno. Sin paños calientes. Eso sí, el próximo encuentro, contra el Betis de Clarita, habría que mirar el catalizador, el depósito o la quema de combustible. Mejor diésel, para ir al tran tran y acabar el encuentro con reservas, que súper, que la combustión inicial es de órdago a la mayor pero deja que desear al final.

Arrancada de galgo, como mola en El Sadar, con los rojis en busca de la jeta del portero rival, a la sazón un tal Alberto García, a ver qué tal anda. No sé si de puntillas o a zancadas, pero el catalán demostró con creces ser, sincera y llanamente, un pedazo trozo de guardameta. Por arriba, por abajo, calientito, bien pegado, que cantaba el ínclito Ricky Martin. Ni una concedió el guardavallas, para desesperación de los nuestros.

Mientras calentaba manoplas en talentoso cancerbero, los suyos, camuflados de verde para confundir al personal, realizaban estiramientos en busca de Riesgo, quien hizo honor a su apellido con un par de cesiones a los astures. Pero entre que la puntería de unos y los cierres de Vuja y Lotiès amanecían a las primeras de cambio, tampoco dieron en la diana los del ‘Pitu’ Abelardo. Eso sí, el tal Jony este tiene más peligro que Belén Esteban en un concurso televisivo: con razón o sin ella, los gana todos.

Sisi, que es chiquitín y gran futbolista, se picó un poco y en la reanudación debió quitarle la magia a Jony, cogió su fusil y empezó a hacer diabluras de las suyas. Parones, giros, túneles, regates y autopases para dejar en franquicia a sus compañeros. Y cuando no eran Torres, Vuja y David García en saques de esquina o Nino en boca de gol, era él mismo el que buscaba a Alberto y no conseguía el gol por un pelo de calvo. Eso sin contar con los palos. Un paloooo, otro palooooo…

Aunque para túneles los del primer tiempo. Jony dejó a la banda derecha de Osasuna con necesidad de marcar el número de una tienda de sotanas. “¿Oiga?¿Es el Corte Anglosajón de ropa eclesiástica? Sí, mire, que me mande cinco o seis sotanas para Pamplona, que tenemos a uno que no para de colar la bolita entre las garras de los nuestros, y no es plan. No, no, no se llama Messi, pero los hace mismamente igual”. Debieron llegar en el descanso al vestuario, para alivio de Mateo.

Moló el equipo. Moló el juego, y mucho. Hay entrenador, como decía al finalizar el amigo Fernando Ciordia, que de esto sabe y mucho. Y hay sistema. Con el descaro y el fútbol que los rojis desplegaron contra los asturianos podemos estar tranquilos. Quedan 11 jornadas, pero es para estar tranquilos. Que tiemble el Betis, que nosotros ya sabemos a lo que jugamos. Un par de ajusticos allí, un par de reglajes allá y el monoplaza Osasuna está listo para la recta final.

Eso sí, hay falta de gol. Un poco, tampoco es para tanto. Preocupa que los dos últimos goles hayan llegado de penalti. Algo extraño si repasamos el encuentro contra el Sporting, a la sazón un equipo que está a dos puntos del líder. Pero no hay mal que mil años dure. Tirando de tópico, en cuanto enchufen una, no paran de entrar los goles. Y la próxima estación debe ser el feudo bético. Hay equipo, hay fútbol, hay juego. Parece que contra los grandes nos crecemos, y el siguiente encuentro es contra uno de ellos. ¿Por qué no ganar? El Lega lo hizo hace dos jornadas, no vamos a ser menos.

Ha llegado la hora de empezar el despegue, el vuelo de huida de la zona fea, baja, catastrófica del descenso. Y los de Mateo han demostrado que, como Ave Fénix, están preparados para resurgir de las cenizas. Rojillos del mundo, estamos de enhorabuena porque ha vuelto nuestro Osasuna. Ahora es cuestión de tiempo que se sumen los puntos, así que ocupen sus plazas que arranca el tramo final, el más bonito. Y me da que nos vamos a reír y que lo vamos a disfrutar como enanos.

¡Hasta la muerte, Forofillo hasta la muerte!

 

Comentarios (2)

(Comentarios cerrados)

 
  • Miguelito
    31/03/2015 | 09:27

    Bah, un espejismo mas, siento ser tan incredulo pero no me fio un pelo de este equipo. Este partido lejos de tranquilizarme y alegrarme, me cabrea aun mas si cabe, que jugadores que pueden jugar asi como el domingo y en otros partidos y que esten donde estan por su apatia y falta de implicacion en la mayor parte de la liga, me tiene muy indignado.

     
     
     
  • javier
    31/03/2015 | 12:52

    los osasunistas estamos de enhorabuena pero cuidado como decimos mejor sera ser precavidos que no eufóricos porque la decedcion sera mayor contra el esportin se jugo un gran partido falto solo el gol merecimos marcar varios pero el balon no quería entrar ay que seguir así que los goles ya llegaran luchando como el otro dia se saldrá adelante estamos todos deseándolo gracias rojillos por hacernos disfrutar como el otro dia de una mañana preciosa de futbol seguir así que la afición os lo agradecerá aúpa osasuna sisi media punta …