La Sendaviva rojilla

Dicen los que entienden de agricultura y cultivos varios que cuanto más tarda en salir la flor del almendro, mejor es el fruto que va a dar. Febrero es el mes en el que, normalmente, sale la flor de este frutal. Aunque es vox pópuli que diciembre se lleva la palma como el mes más laureado para el fruto seco, por aquello del villancico. “Vuelveeee, a casa vuelveeeee… Por Navidaaaaaad”. Pues eso, con turrón o sin él, con almendras, piñones y a palo seco, el almendro vuelve a la que fuera su casa. O lo que es lo mismo decir, Javi Gracia regresa a Almería. Con una nueva finalísima en ciernes. A ver si hay un parque de atracciones por las tierras andaluzas, que la que nos espera es buena…

Roberto Torres parece pensar si eso que tiene enfrente es una portería y si es ahí donde hay que meter eso a lo que dan patadas. EFE

Roberto Torres parece pensar si eso que tiene enfrente es una portería y si es ahí donde hay que meter eso a lo que dan patadas. EFE

La no victoria contra la Real Sociedad nos dejó sabor agridulce y una nueva montaña rusa de sensaciones. Desde el subidón por la previa, ya que el Valladolid había ganado y la victoria era imperiosa, necesaria, vital y de oro, pasando por la perplejidad tras ver la salida del equipo al verde, en plan pasotismo industrial subido y sin ganas ni sangre, continuando por la mala leche tras encajar el gol y ver la tontería que llevaban encima los nuestros, seguido de alivio al saber que Armenteros se piraba al banquillo, de donde no debe salir bajo mi humilde opinión (lo único a su favor, cumplir el aviso de sus compis para forzar la quinta amarilla y así no perderse en su regreso y curación) para continuar con otra ración de incredulidad, por la tarjeta tonta a De las Cuevas y culminando la primera parte con otra dosis más de esperanza, ya que quedaban 45 minutos para obrar el milagro.

Es lo que tiene ser de Osasuna. Vamos a sufrir como canes hasta el final, ya lo plasmó el bueno de Oroz en el chiste tras la marcha del director de márketing rojillo. “Osasuna, 96 años buscando tres equipos peores”. La mala baba es que, a día de hoy, no hay tres peores que nosotros y estamos metidos en el pozo. Pero bueno, da igual, estamos hechos a capear este tipo de marejadas con alegría, ánimo e ilusión. Y de eso se valen los jugadores. Porque el día que se imponga la desobediencia deportiva en el campo, más de uno sale abofeteado. Y bien abofeteado…

Y por lo ya mentado, el comienzo del segundo tiempo vino marcado por el ejemplar apoyo que viene brindando la grada. De 10 se está comportando la parroquia rojilla en los encuentros de Pamplona, aunque el efecto sea estéril dada la actitud de los que tienen que sacar los puntos. El caso es que entre tanta falta de ideas, pelotazos despejando que terminan en el larguero de Andrés Fernández, sustos subidos de tono en forma de contra de los txuri urdin, que se marcan un equipazo flipante, empezó a estirarse nuestro equipo en busca de la remontada. Y la parroquia, mientras, montada en la vagoneta de sensaciones en un no parar que sólo puede desembocar en un infarto de miocardio, auricular, ventricular y fulminante.

Subida del carrito al tran tran por una pendiente que promete bajada desencajante y vuelta a empezar. Zurutuza primero e Íñigo Martínez después nos hacían asomar la mala gaita con sendas oportunidades. Ya algo más calmados, con la vía en recto y sin sobresaltos, Torres siguió su recital de cómo colocar el guante en las varias faltas de que dispuso Osasuna. Pero nada, como si ponen el arco iris de meta. Hasta que llegó el minuto 58. Internada de Cejudo, derribo de un rival, gilicórner que saca Robertito y Oriol, a la cuarta o quinta que tuvo, coloca la cabeza para fusilar a Bravo. Sí, fusilar, con la cabeza. Porque el cuero entró como un obús. 1-1 y la grada que se subía al tren de la remontada.

Jagoba ponía a Griezmann y a Canales en el tapete, pensando que en Pamplona se puede jugar con calidad. Pero nada, los nuestros seguían el plan dibujado por Javi Gracia con mimo y trabajo, esa propuesta de fútbol, esa tendencia a mimar el esférico con patadones en largo, salto de Riera y a ver si suena la flauta. Tal cuál. Fútbol plano que para nada pasaba por las botas de Yayá Loé ni del Miau Silva, este segundo más ocupado en pisar área rival y buscar el gol que en organizar desde la salida el balón.

Y a puntito estuvo el chileno en lograrlo. Porque cuando el reloj apretaba los últimos segundos, un balón rechazado tras córner llegó a Lobato, que lo partió. Y un defensa visitante, sin otro pito que tocar, se cruzó para evitar la milagrosa remontada. Otra vez a esquina. El tren de las emociones a todo trapo. Torres que la coloca en la esquina. Torres que lanza. Balón peinado que llega al segundo palo. Silva lo atrapa. Silva recorta. Silva, casi sin ángulo, lanza un derechazo que se estrella en las manoplas de su compatriota Bravo. Pi, pi, piiiiiii… La vaagoneta de la atracción llegada al punto de partida y hay que esperar hasta el viernes para dar una nueva vuelta.

No se ha perdido, que ya es noticia. A ver si el final de esta racha sin sumar nos abre la puerta a otra sumando, a ver si el equipo, con las obligadas ausencias de Armenteros y Loé, es capaz de sacar algo positivo en Almería. A ver si los futbolistas son conscientes de lo poco que queda para que se cierre la temporada de las barracas, que ya si eso con la tarea hecha, en Sanfermines podrán disfrutar en el parque del Runa de las de verdad. Porque a este paso, con almendro, con trenecito o con lo que sea, el que suscribe va a pegarse una buena temporada sin acercarse a un parquecito de esos de atracciones. Pese a que la Burrita Palmira esté luciendo palmito ya en Sendaviva…

¡Hasta la muerte, Forofillo hasta la muerte!

 

Comentarios (3)

(Comentarios cerrados)

 
  • Ana
    30/03/2014 | 20:21

    Aupa osasuna que vosotros podéis!!

     
     
     
  • IÑAKI27
    31/03/2014 | 12:37

    Madre mia creo que no voy a poder verlos más… no aguanto mas sufrimiento! :'(
    Este año caemos…

     
     
     
  • Miguelito
    1/04/2014 | 19:20

    Ahora que ya tenemos un puesto de descenso con nombre y apellidos, y viendo que el getafe despierta de su largo letargo, es el momento de ver quienes acompañan al betis a segunda, yo apuesto por elche y valladolid.