A este meta no hay quien le meta

La diferencia entre ganar, empatar o perder, muchísimas de las veces, la encontramos en pequeños detalles. Un delantero habilidoso que te hace un lío y culmina la jugada en gol, una jugada de estrategia que decanta el marcador, el acierto en un penalti o un clamoroso fallo del pitolari al señalar 11 metros cuando no existen. El caso es que, contra el Almería, la clave estaba debajo del larguero. O del travesaño. Me da igual. Los andaluces encadenaron su tercera victoria consecutiva gracias a que tenían a Esteban de portero. Y nosotros, a Andrés…

La sombra de Esteban es muy alargada. Incluída para Oriol Riera. EFE

La sombra de Esteban es muy alargada. Incluída para Oriol Riera. EFE

Sin paños calientes, Fiti. Cuando uno lo hace mal, se le señala y Sanseacabó. Y el meta murciano lleva partidos pidiendo a gritos un decansito, por aquello de rearmar el kharma y cargar las pilas para volver a ser fundamental. Y es que el pobre Andresito ha pasado de salvar partidos a regalar puntos, y qué queréis, con la crisis, la recesión y toda la pesca, no anda la cosa para regalar ni los buenos días. Aunque nos llamen maleducados. Y esta vez los hemos regalado, vaya si los hemos regalado…

Mientras que desde le primer minuto, salvado el susto del despeje de Damiá y que casi nos la cuela el examigo Soriano, Osasuna buscó las cosquillas del algo pasado de peso meta rival, Esteban empezaba su exhibición sacando un balón abajo, de los que buscan la esquinita del poste para colarse. Felino donde los haya, el meta evitó una y otra vez los intentos de gol de los osasunistas. A los diez minutos, Cejudo le arreó uno de los suyos y el otro, de amarillo, se estiró lo poco largo que es para despejar a esquina de palomita.

En una de estas, doble córner del Almería y a la segunda, Andrés sale a por mariposas. Las jodías revoloteaban tanto que se le escaparon, dejando el cuero sobre la línea de gol para que Rodri aprovechara el regalíz. Repito, no anda la cosa para desechar semejantes viandas en forma de obsequio, así que para adentro y a aguantar los 77 minutos que quedan por delante, como sea.

Hasta el final del primer tiempo no olimos el empate, en una falta que lanza Torres, cabecea Arribas, pega en un defensa y, con el portero descolocado, parece que va a entrar a gol. Pero no, amigo, no. Esteban no andaba por la labor de reglar ni la colonia que gasta. Así que nueva estirada felina, esta vez para su izquierda, toca lo justito el balón y la Providencia, que hace años que no se pasa por el Sadar, empuja al cuero para que rebote en el poste y lo despeje la zaga almeriense. Pi, pi, piiii. A los vestuarios.

Javi Gracia, que debe empezar a pillarle tirria a sus exequipos tras la manita de la Real y la derrota contra el Almería, no quiso pecar de cobarde y sacó a Ariel Núñez al campo para atacar más. Desde el minuto 1 del segundo tiempo. Y Osasuna salió a por el gol que le diera las tablas, merodeando el área rival con ahínco y ganas. Pero con ganas no siempre ganas, amigo. Hace falta algo más. Y parece que ese algo más no lo tenemos…

Un taconazo más efectista que efectivo del paraguayo, al lateral de la red, fue el primer aviso rojillo. Y se llevaban ya 18 minutos del segundo tiempo. Aunque la primera gran ocasión la tuvo Oriol Riera, quién si no. Cabezazo del delanterazo que tenemos y el de amarillo, el tonelete, ese meta que se empeñó en aguarnos el viernes, despeja de palomitón. Y en el minuto 80, la segunda gran oportunidad. Centro de la derecha y Arielito, sólo en el área pequeña, con miedo, mete la cabeza y en vez de marcar gol, la prolonga. Mal, mal, mal…

La buena noticia, dentro de lo malísimo de la derrota, es el debut del chavalín José García. Y él mismo, paradigma del osasunismo, a punto estuvo de tener un estreno glorioso a sus 16 añitos. Minuto 87, balón en la frontal, escorado a la izquierda. Conduce, amaga, recorta, otra vez recorta y encara a Esteban, soltando un zurdazo que hace que el portero crezca 20 centímetros, se estire y evite el estreno soñado de todo futbolista.

Andrés, tratando de enmendar la plana, se sumó en el rús final al ataque e incluso estuvo cerca de marcar de cabeza, pero la falta de costumbre de cara al marco contrario hizo que su testarazo se fuera fuera. Bis, bis… Y para de contar. Porque para poco más dio el partido.

Ahora, en frío, y con el parón por delante, sería buena oportunidad para analizar lo bueno y lo malo de lo que se está haciendo. Empezando por atrás, donde Andrés igual debería tomarse un reposo y dar paso a Riesgo de cara al encuentro de Pucela. Un toque de atención bien dado para que siga trabajando, ya que una cosa es peinar con la manopla para que Griezmann te cabecée a placer el 3-0 y otra, muy distinta, cagarla con todo el equipo y perder 0-1. Se siente, pero paso a otro y ya veremos más adelante cómo evolucionan las cosas.

Y otra, una vez recuperado efectivos de sanciones, bajas y lesiones, seguir por la senda del trabajo y empezar a cosechar resultados. Hay que sumar, y de tres en tres a ser posible. Porque tenemos dos salidas en las dos próximas jornadas (Valladolid y Valencia) y se están dejando pasar muchas oportunidades para salir de abajo. De momento, dormimos en el descenso otra vez y de ahí no salimos hasta dentro de dos semanas. Así que a darle vueltas al coco y a cojurarse, equipo, ya que es muy difícil tener a once Josés Garcías en el equipo. Por lo menos, que haya cuatro o cinco…

¡Hasta la muerte, Forofillo hasta la muerte!

 

Comentarios (3)

(Comentarios cerrados)

 
  • alberto
    8/11/2013 | 23:09

    Muy bien , forofillo.
    Para mí tus artículos son los mejores que puedo leer, después de los partidos jugados de Osasuna…

    El humor , el ingenio y la picaresca, unido al lenguaje popular de calle, son siempre excelentes. De lo “mejorcico” que se escribe sobre Osasuna.

    Venga, a ver si se entera el jefe redactor, de quiénes son los periodistas que más llegan al público…

    GORA OSASUNA

     
     
     
  • Abarcas en verano
    8/11/2013 | 23:55

    BIEN Javi García permitiendo el debut en Primera de un chico de 16 años. MAL Oriol Riera al cargarse tontamente con la quinta amarilla que le borra de un partido que se debe ganar. REGULAR el árbitro dejando jugar, pero permitiendo a Rodri una actitud impropia de una competición seria.

     
     
     
  • Miguelito
    16/11/2013 | 09:29

    Aun reconociendo el error del gran andres, pienso que lo que de verdad nos falta es mas acierto arriba, no tenemos delanteros de garantias, no los teniamos el año anterior, con un lamentable numero de goles que gracias al gran andres repito y a la defensa los amortizamos, ni los tenemos este año. En resumen: Tenemos uno de los mejores porteros sino el mejor y tenemos una de las peores delanteras sino la peor.