Teixeira V, sigue la saga

Manita a Osasuna que celebran los culés. ¡Tranqui, Andrés, no pasa nada! EFE

Manita a Osasuna que celebran los culés. ¡Tranqui, Andrés, no pasa nada! EFE

Teixeira de mis amores no benefició al Barça, por lo menos directamente. Perjudicó a Osasuna, que es peor. No tuvo el rasero necesario para expulsar a Arribas, cuyo expediente delictivo consistió en tocar dos veces con la mano el balón. Una tarjeta por cada mano, y la segunda, con penalti de postre. ¿O el postre era la tarjeta? Da igual. Alguien debería hablar con los estamentos de Sánchez Arminio y secuaces del gremio para que empiecen a relajarse un poquito. Lo de las manos, en una temporada en la que España se ha proclamado brillantemente campeona del mundo de balonmano, empieza a rayar lo esperpéntico.

¿Por qué hay manos que reciben tarjetas y otras, como la de Alexis en el segundo tiempo creo que fue, no reciben amonestación? Porque somos Osasuna, hijo mío. Es muy fácil pital contra el pequeño cuando se enfrenta a Madriz o Farsa, máxime si es en sus feudos. Todavía resuenan los ecos del “Juanfran, si te tiras, por lo menos tírate bien”, antes de expulsar al alicantino en el Santiago Cuernabéu, o el placaje de Billy Gominas a Patxipu en la ida disputada en Pamplona contra el Biosolán Barça. Así de clarinete. Somos Osasuna, y así es como nos van a pitar.

A nadie se le escapa que al Barcelona no le hacen falta ayudas. El mejor equipo del mundo, con el mejor goleador del mundo (porque como futbolista, personalmente, prefiero a Xavi Hernández) tiene calidad suficiente y plantel de sobra para meter cinco, seis, siete e incluso más al equipo que quiera. Su dominio del balón en todas las facetas, control, desplazamiento corto, largo, pases de gol, desborde por las bandas y rigor defensivo así lo demuestran. De ahí que perder en el Camp Mou, por 5-1, no nos sorprende. Lo que duele, escuece, fastidia, amarga y jode es que nos quedemos con uno menos. Por lo que viene después.

Y es que después viene a Pamplona el Celta, después nos visita un rival de nuestra liga, después disputamos un encuentro en el viejo Sadar, estadio donde tenemos que ganarlo todo hasta el final de la temporada si queremos salvarnos. Y si ya desde la recua de pitolaris nos empiezan a torpedear el equipo, mal vamos. De ahí que la derrota escueza por los daños colaterales. Arribas verá el encuentro desde su apellido, arriba, en la grada. Y un poco más abajo lo hará Mendi. Alfredo en el banco y defensa diferente, con la ausencia importante del exrayista.

Mendilibar apostó por un once con variantes, dejando a hipotéticos titulares en el banco y cambiando hasta seis piezas respecto al once que ganó al Deportivo. Flaño, Nano, Loé, De las Cuevas, Oier y Llorente saltaban al verde culé y los primeros 30 minutos cuajaron el partido perfecto. Presión arriba, dificultando la salida local y su consabida circulación de balón. Achicando atrás, con buenas manos de Adrés ante Thiago en la primera llegada peligrosa. Reponiéndose al gol inicial de Messi con gol de Roul Cedric Loé. Pero llegó el coleguita Teixeira y se apagó la luz.

Desde la expulsión hasta el final, lo esperado. Festival de goles locales, aunque con un segundo tiempo en el que los de Roura no quisieron hacer sangre, compensación con chorradillas del pitolari, sabedor que se había pasado cuatro pueblos y cinco comarcas, cuatro chicharros de Lionel Messi, al que ya están grabando el próximo Balón de Oro y fiesta culé antes del partido más importante del mundo mundial y satélites intergalácticos, contra el Madrid y en la ida de l Copa.

Por eso, lo mejor que podemos hacer es pensar ya en el Celta. Ojito, partido importante, final de finales en Pamplona ya que hay que sacar todos los puntos posibles en casa. El descenso está a un partido y por ello hay que animar al equipo hasta el último partido, nos va a necesitar más que una gatita recién operada a la caperuza de protección. Enhorabuena a los culés, palo a Teixeira y aplauso gordo a los nuestros por el encuentro digno que han realizado en la Ciudad Condal.

¡Hasta la muerte, Forofillo hasta la muerte!

 

Comentarios (1)

(Comentarios cerrados)

 
  • los hermanos can..
    28/01/2013 | 01:03

    Los hermanos Teixeiras , cantabrones como S. Arminio, son empleados del barsa , ya le dieron la copa el año pasado al barsa eliminando ellos con el arbitro de hoy al Real Madrid , anulando un gol al Madrid por nada , expulsandole a Ramos por nada y ” no viendo ” un penalty del barsa , despues el otro hermano se cargó al Valencia . La verdad es que a Osasuna solo le benefician los arbitros cuando juega contra el Madrid .