The Jam – All Mod Cons,

El final de la década de los 70 es una de las épocas más prolíficas en Reino Unido. Destacan, entre muchos otros los Clash y su mítico “London Calling”, el sonido de la 2 Tone Records y su ska revival, The Police, los jovencísimos The Undertones en Irlanda del Norte… y tampoco podía faltar el mod revival de The Jam, con influencias directas de Small Faces o The Who.

El tercer trabajo de The Jam, “All Mod Cons” es toda una oda a Inglaterra a la par que una crítica a la situación histórico cultural de la época. Con el liberalismo de Margareth Tatcher el desempleo y el cierre de fábricas y comercios eran el día a día de ciudades industriales como Liverpool, Manchester, Coventry y también Woking, de donde proceden los Jam.

La canción que da título al disco, “All Mod Cons” es la abreviatura de all modern conveniencestraducido como “todas las comodidades modernas”. El movimiento mod inglés -vespas con varios retrovisores, moda y cortes de pelo, el gusto por la música soul – también procede del término “modern”.

“To Be Someone (didn’t we have a nice time)” cuenta, como dice la letra, lo fantástico que podría resultar ser alguien importante -un futbolista, una estrella del rock…- ser rico, tener fans… pero Weller, con la sencillez y humildad que caracteriza a toda la banda concluye la canción afirmando que mejor se queda en su habitación. The Jam sí que llegaron a ser alguien, pero siempre teniendo en cuenta sus orígenes y tratando a sus fans como si fueran otro miembro más de la banda.

La letra también es remarcable en “Mr. Clean”, donde se critica al clásico “Don Perfecto” pero que en este caso es una persona gris, que coge el tren en hora punta, estudió en Cambridge… nada que ver con la infancia de la banda en el empobrecido Woking. “David Watts” apareció en 1967 en el “Something Else” de los Kinks, pero los Jam traen este tema a su terreno mod manteniendo la esencia de Ray Davies y compañía. Sin duda, una de las grandes influencias de la banda junto con otros grupos de la invasión británica de los 60 y por supuesto los Beatles.

“English Rose” es la gran canción de amor hacia su país, donde el ruido del mar y el viento acompañan a la voz de Weller y la guitarra acústica. El bajo de Bruce Foxton destaca en “In The Crowd” contestando a la guitarra de Weller. Foxton cuenta que en sus inicios él tenía un bajo Ibanez, pero le cambió alguna de sus partes metálicas de un Rickenbacker para que pareciera que todo el bajo era de esa famosa marca. Finalmente el sonido Rickenbacker fue una de las claves de la banda.

El toque punk llega con “Billy Hunt” y la voz algo rasgada de Weller. En la letra, podemos escuchar referencias al cine de ciencia ficción como Clark Kent, Kink Kong o James Bond,  e incluso hombres-máquina con brazos biónicos.

En “It’s Too Bad”  se aprecia como Bruce Foxton lleva gran peso de la canción con el bajo, algo habitual en los grupos punk, como ocurría con Paul Simonon en los Clash. Pero los Jam más bien eran las ovejas negras del punk y Paul Weller se llegó a pelear con Mick Jones y Sid Vicious. “Fly”  parece otra canción acústica al estilo de “English Rose”, donde van entrando todos los instrumentos uno por uno hasta que llega el estribillo y las guitarras acústicas y eléctricas se acaban mezclando.

Paul Weller, líder de The Jam

La influencia de los Beatles se deja ver en el comienzo de “The Place I Love”, en la que también sorprende el órgano Hammond, un instrumento muy poco habitual en los grupos punk de finales de los 70 en el Reino Unido pero que demuestra el gusto musical de los Jam. The Jam publicó este disco con la Polydor Records, sello de otros grupos ingleses como The Cure. No es casualidad que los Jam hicieran un tema titulado “ ‘A’ Bomb In Wardour Street”, la calle donde estaba situada las oficinas de la discográfica. Actualmente, Wardour Street se encuentra en el barrio chino del centro de Londres.

Las letras eran el fuerte de Paul Weller y lo deja claro hasta el final del disco. “Down In The Tube Station At Midnight”  narra la historia de un hombre que está esperando el metro de regresa a casa para ver a su mujer cuando le ataca un matón, le deja inconsciente y él solo piensa que le han robado las llaves de su casa y su mujer está en peligro.

The Jam publicó tres álbumes de estudio más hasta que finalizaron su carrera con “The Gift” en 1982, entre los que se encuentra su famosa “Town Called Mallice”. Su último disco por fin llegó a ser número uno en las listas de ventas, tras los éxitos de sus anteriores trabajos. “All Mod Cons” fue el primero de los Jam en estar entre el top ten, marcando el inicio de una corta pero exitosa carrera.

En octubre de 1982, un comunicado oficial de la banda dejaba sin palabras a los fans. En él, Paul Weller expresaba que “odiaría que terminásemos viejos y con tensiones como tantos otros grupos. Quiero que terminemos con dignidad. Creo que ahora es el momento. Cuanto más tiempo continúa un grupo, más difícil resulta dejarlo, y por eso muchos grupos siguen hasta que llegan a no tener ningún significado. Nunca quise que The Jam llegase a esa situación…”

Todo un ejemplo de honestidad que dejó seis discos redondos y un grupo unido y fresco hasta el final.

20150705_163616

@LeireAri

Acerca de ecos.cinta

Javi Robles Izu. Pamplona
Esta entrada fue publicada en Mod, Rock Británico y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *