Silverchair- Frogstomp 1995

La de Silverchair es una historia de precocidad. Los australianos no son uno de esos casos en los que la constancia y el esfuerzo les permitió salir del circuito underground.  Su salto a la fama se produjo gracias a un programa de televisión. Esto no llamaría excesivamente la atención sino fuera porque los integrantes de aquel grupo liderado por una melena rubia tenían 15 años. Su triunfo se impuso a  la inexperiencia, las críticas, las descalificaciones y las comparaciones con Nirvana, que no tardaron en llegar.

Los jóvenes australianos consiguieron crear un elenco de canciones que calaron entre el público y se hicieron con un hueco entre las innumerables imitaciones del grunge de mediados de los noventa. Esas canciones fueron plasmadas en “Frogstomp”, su disco debut, un álbum que bastó para ponerlos en el podio de las bandas más importantes surgidas en Australia y granjearles un lugar entre los imperdibles de los prolíficos noventa.

Silverchair

Silverchair

‘La canción elegida para abrir el disco es “Israel’s Son”’, una presentación certera y representativa de lo que sería el sonido de la banda en sus inicios. Riffs sencillos pero con fuerza, distintas secciones y cambios de ritmo, base rítmica sólida marcada por el bajo y la batería y guitarras distorsionadas, todo ello coronado por la voz del joven Daniel Johns.

‘”Tomorrow’”, por su parte, fue el single que dio a conocer a la banda en Australia y el resto del mundo. Tema perfecto para cumplir su función; estrofa atractiva y un coro explosivo y pegadizo que hizo de esta canción una de las más escuchadas de  1995.

Silverchair en directo

Silverchair en directo

“‘Faultline’” es en cierto sentido, un tema más elaborado, con distintos juegos entre la distorsión y los sonidos limpios. ‘“Pure Massacre”’ fue  también utilizada como single y es uno de los estandartes del disco. Todo un icono de la rabia y disconformidad juvenil, siendo una de las pocas canciones de “Frogstomp” que ha trascendido hasta el repertorio actual de la banda.

El sonido de ‘”Shade’”  aporta  variedad al disco y demuestra que el  trío no se conformaba con crear “canciones tipo”. Aquí la banda juega y amplia el espectro de este Frogstomp.

Portada del disco

Portada del disco

Sin tiempo para recuperarse llega “Leave Me Out’” que continúa la línea más “pesada” del disco en la que dominan riffs densos, afinación en RE, y Chris Joannou en perfecta sincronía con Ben Gillies, quien martillea la batería emulando a John Bonham.

‘”Suicidal Dream”’ muestra claras influencias del grunge de Alice in Chains, tanto en la melodía como musicalmente. Es probablemente la canción más desesperanzada del disco y su contenido recuerda a muchas de las temáticas que inundaban el sonido de Seattle

Siguiendo la línea de canciones diferentes, “‘Cicada”’ posee más claridad que muchas de las canciones que forman el “Frogstomp”. Si bien las influencias del trío son claras y reconocibles, es un tema que tiene más identidad propia.

Así llega el final del álbum con “‘Findaway”’, una canción rápida, fresca y original, que cierra el disco con un tono que oxigena el conjunto, generando una atmósfera que no estaba presente en ninguna de las canciones anteriores.

El grupo en 1995

El grupo en 1995

Si bien “Frogstomp” no representa de ninguna manera la cúspide creativa de Silverchair, fue un comienzo más que prometedor para la carrera de la banda. Cada álbum que lo ha sucedido muestra mayor evolución lírica, musical y compositiva pero ninguno tendrá esa magia de este primer trabajo. Los australianos se salieron con la suya y crearon un gran disco a una edad y con un resultado francamente envidiable.

Es un álbum con unidad e identidad y que no denota inmadurez o falta de experiencia (antes al contrario). Aunque “Frogstomp” no sea necesariamente uno de esos discos que marcan un hito en la historia del rock, fue sin duda uno de los grandes álbumes de su época, permitió lanzar la carrera de Silverchair, y les dio la libertad y confianza para tomar el rumbo musical que quisieron, cosechando una carrera llena de éxitos y buenos discos, y convirtiéndose en una banda trascendental de los noventa y de la actualidad.

Acerca de ecos.cinta

Javi Robles Izu. Pamplona
Esta entrada fue publicada en Grunge y etiquetada , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *